De las 7 guacamayas liberadas en Los Tuxtlas, tres han muerto

Amaranta Rivas/Xalapa.- De las 7 guacamayas  que se habían extraviado en San Andrés Tuxtla se encontraron muertas  tres, se localizó y se buscan otras tres, informó el Secretario de Desarrollo y Medio Ambiente (SEDEMA), Víctor Alvarado Martínez.
 
         El funcionario estatal dijo que lo anterior es parte del reporte que dio Patricia Escalante, que es la investigadora y encargada del proyecto de la UNAM, “ella nos informó de la desaparición de tres guacamayas y la ubicación de tres mas que han sido encontradas muertas, una de ellas apareció flotando en la comunidad el Porvenir municipio de Catemaco”.
 
Las otras dos en predios aledaños a la zona de San Andrés Tuxtla, lugar en donde fueron liberadas, una de ellas se encontró bajo un esquema de agotamiento, “es algo natural porque estamos hablando que tienen lo que se denomina una impronta que es como una costumbre, un hábito que desarrolló en el cautiverio y a través del cual puede ser sometidos a un estrés a la hora en que se liberan”. Es   por ello del acompañamiento técnico y académico  por parte de los especialista en este proyecto; esta guacamaya llegò en un estado de debilitamiento por condiciones naturales no se pueden  adecuar a las condiciones de vida silvestre.
 
Abundó que la tercera que se encontró fallecida bajo un esquema de depredación, porque existen enemigos naturales que pueden atacarlas, y las otras tres, todavía estamos en la búsqueda junto con la que se encontró en la parte de San Andrés Tuxtla, son las 7 guacamayas; las otras tres “estamos vías de hacer los recorridos de reconocimiento junto con Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Semarnat y Profepa  para ayudar a este proyecto.
 
 Las otras 23 guacamayas están en la otra opción, esta en  buenas condiciones, se encuentran ubicadas y están siendo monitoreadas a través del esquema de la UNAM, dijo.
 
         Desechò que por el momento no tiene nada que indique que las guacamayas encontradas muertas hayan sido por obra de la mano del hombre, sin embargo, no lo descarta, es un esquema que existe.
 
         Alvarado Martínez señaló que es la primera liberación, se ha de hecho mantenido en pausa la segunda liberación de otras 20 guacamayas precisamente para definir la estrategia “que nos lleve a disminuir las amenazas sobre este segundo grupo, el proyecto es a 10 años y la misma UNAM  ha definido poder liberar 500 guacamayas en estos 10 años”.
 
         finalmente dijo que las comunidades de Los Tuxtlas fueron sensibilizadas sobre la presencia de esta especie amenazada antes de que se reinsertaran en la zona y han tomado conciencia de ello.