20 de Septiembre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

En peligro, mono aullador y araña

*Venta ilegal y deforestación, los principales factores

*En el mercado negro llegan a venderlos en miles de pesos

Juan David Castilla Arcos

Xalapa

El mono aullador y el mono araña continúan en peligro de extinción por su venta ilegal y la incesante deforestación registrada en la región de Los Tuxtlas.

De acuerdo con el investigador del Instituto de Ecología AC (Inecol) Juan Carlos Serio Silva, estas especies están desapareciendo, debido a que son “gravemente afectados” por la destrucción de su hábitat.

“La deforestación o la destrucción de su hábitat es lo más impactante para ellos. Otro factor es la captura de estos animales para su venta como mascotas. Estos animales siguen siendo desafortunadamente una carnada para mucha gente que piensa que va a hacer un bien rescatando a un mono que están vendiendo en una carretera o en el mercado negro”, dijo.

Durante la presentación del festival Changos y monos: tesoros de los Tuxtlas, que se llevará a cabo los días 18 y 19 de octubre en el Parque Central de Catemaco, el especialista indicó que hay restricciones recientemente establecidas por el Gobierno federal que prohíben la venta de estos animales, mismas que son violentadas.

“En el mercado negro llegan a venderlos en miles de pesos, precisamente por este anexo de restricción que tienen. Aparte en algunos lugares, no de Veracruz, pero sí del sureste mexicano se comen la carne de mono. Sigue sucediendo, pero cada vez menos, porque hay menos monos”, apuntó.

También son cazados, vendidos y utilizados como carnada para capturar langostinos en los ríos.

Además, reconoció que el megaproyecto para la extracción de roca basáltica en el ejido Balzapote, ubicado en la Reserva de la Biósfera de Los Tuxtlas, para la ampliación del puerto de Veracruz, podría generar una gran pérdida de especies.

“Está planteado de una manera lineal y evidentemente tiene efecto no sólo en los monos, ahí viven muchísimas otras especies; el impacto que pudiera tener el ruido, la entrada de maquinaria. Yo no tengo el dato, pero hay colegas que conocen cuántas especies están en riesgo”, expresó.

 

Las políticas públicas implementadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), así como por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) del Gobierno de Veracruz, han sido insuficientes, finalizó.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO