19 de Octubre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Piden respetar a migrantes

 

 

 

 

 

Llaman a evitar tratarlos como delincuentes.

José Juan García/AVC

Veracruz

El obispo de la diócesis de Veracruz, Carlos Briseño Arch, pidió que se respete la vida de los haitianos y demás migrantes que transitan por el territorio estatal y además que se evite tratarlos como delincuentes en el caso de que sean retornados a su país.

En entrevista, Briseño Arch recordó que la Iglesia Católica siempre estará a favor de la vida, por lo que se apoya en la medida de las posibilidades a los migrantes en su tránsito.

Incluso, el prelado aseguró que la mayoría de los albergues para migrantes fueron habilitados por la Iglesia Católica.

“La posición de la Iglesia es proteger la vida de esas personas y ayudarlas mientras estén en nuestra tierra, todo ser humano requiere de la humanidad, de atenderle, es la posición; de hecho, los albergues que hay para migrantes, la mayoría, ustedes saben que son de la Iglesia, entonces, de alguna manera hay un interés por esas personas, ayudarlas y sobre todo darles un cauce para su vida”, indicó.

El jerarca católico mencionó que la diócesis de Veracruz cuenta con la Casa del Migrante en Tierra Blanca y el albergue Casa Santa Ana en Boca del Río donde se brinda asistencia a los migrantes.

El obispo de la diócesis de Veracruz refirió que medios de comunicación han informado que ha habido más “una persecución” en contra de los migrantes que tratar de brindarles una ayuda en su paso por el territorio nacional.

Carlos Briseño Arch recomendó que no se trate a los migrantes como delincuentes en el caso de que sean retornados a su país y, de igual forma, evitar orillarlos a que se sumen al crimen organizado o a la prostitución.

“Ya ven que medios de comunicación han subrayado mucho que ha habido más una persecución que un ayudarle a estas gentes, yo no sé hasta qué punto sea cierto, si es cierto, pues no está bien, yo creo que hay que apoyarles y ayudarles y sobre todo si hay que deportarlos, sí hacerlo, pero no tratándolos como unos delincuentes sino hacer lo que se tenga que hacer según la ley”, finalizó.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO