Cerrados los bares y cantinas

 

 

 

 

 


Los restaurantes, únicamente, podrán vender los alimentos que preparan para llevar

Redacción

Álamo

En la reunión llevada a cabo entre las autoridades sanitarias y el gobierno municipal sobre los efectos de la pandemia, el sector salud observó que, para salvaguardar  la salud de la población, es necesario que la instalación del tianguis dominical se aplace hasta que se den las condiciones, dado que, actualmente, el virus se propaga con mayor velocidad.

La doctora Alda B. Galván, verificadora sanitaria, expuso que tanto compradores como vendedores han salido perjudicados, así como el resto de la población y destacó que por desgracia, a estas alturas, aún hay quienes no creen en la letalidad del virus y lo minimizan.

Explicó que los comerciantes deben lavarse las manos, meticulosamente, que deben tener desinfectantes para los propios comerciantes, sus clientes y sus trabajadores, ya que se lucha contra un enemigo invisible.

Reconoció que es natural que los comerciantes en bienes y servicios  se encuentren desesperados ante los estragos económicos que nos impone la pandemia y por tanto, no podrán abrir los gimnasios, los bares y los restaurantes solamente podrán vender alimentos para llevar.

El director del Centro de Salud, doctor Julio César Medina Zúñiga, explicó, detalladamente, a los comerciantes que no es el momento  propicio para reabrir los giros que ahora están limitados ante el contagio que se vive.

El Director detalló ante el Comité Municipal de Salud y los propietarios de bares y cantinas; que se abrirán dichos giros comerciales en cuanto el ‘semáforo’ que regula las actividades comerciales se ponga en color naranja, dado que actualmente vivimos bajo las  indicaciones que proporciona el ‘semáforo rojo’.

Destacó que la medida de la sana distancia es indispensable, así como el lavado constante de manos, el uso obligatorio del gel, sin olvidar la sanitización constante en los giros esenciales abiertos al público.