Se quejan reporteros de gendarmes

 

 

 

 

 

 

 

Redacción

Misantla

Los abusos por parte de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública siguen en aumento, esta vez en un retén agredieron a periodistas y le robaron su celular a una reportera que intentaba documentar los abusos de la SSP.

Los hechos se dieron en la carretera estatal Misantla-Xalapa, por donde circulaban cinco reporteros de distintos medios de comunicación de Misantla, condirección al municipio de Yecuatla, donde tenían que cubrir una nota periodística, esto a bordo de un automóvil de la marca Volkswagen, tipo sedán, color blanco.

No obstante, en el camino se toparon el un retén de la SSP por lo que los oficiales les marcaron el alto, al detenerse un oficial identificado como José Alberto Juárez Jiménez se dirigió a ellos de forma prepotente y abusivo, diciéndoles “a donde van hijos de su puta madre malandros, bájense, porque le vamos a revisar su carro viejo".

Dicho eso, el conductor abrió su puesta y de inmediato fue sometido con violencia y puesto sobre el cofre del auto, hecho por el cual protestaron sus compañeros reporteros y una reportera que viajaba en el auto.

Fue la periodista quien al ver la escena sacó su celular para documentar la violencia que ejercían contra su compañero a quien estaban golpeando y acto seguido uno de los oficiales la atacó y le robó su teléfono celular.

Tras la discusión los oficiales se dieron a la fuga del lugar dejando allí a los reporteros, no obstante no le regresaron el teléfono celular a la afectada, así mismo dejaron serias amenazas.

Luego del incidente los reportaron dieron a conocer el caso en redes sociales y continuaron su camino, por la tarde informaron que hacían responsables a la SSP de cualquier hecho delictivo en contra de los reporteros y sus familias, así mismo informaron  que denunciaran el caso por el brutalidad policial y por el robo al que fueron objeto.

Y es que esta no es la primera vez que los oficiales de la SSP se ven involucrados en hechos ilegales, pues en la región de Misantla son constantes las quejas por brutalidad policías, detenciones ilegales y actor de corrupción en las que lo más afectados son comerciantes y la clase trabajadora.