29 de Febrero de 2024
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

¿Qué diferencia hay entre pérdida y desperdicio?

diferencia entre

Desde el último trimestre del 2022, el comercio mundial se contrajo, y de enero a julio de este año, cayó 1.6% respecto al mismo periodo del año pasado.

La Comisión Económica para América Latina, CEPAL, presentó ayer desde Santiago de Chile sus Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe, 2023. Podemos observar que, desde el último trimestre del 2022, el comercio mundial se contrajo, y de enero a julio de este año, cayó 1.6% respecto al mismo periodo del año pasado.

En octubre, la OMC bajó su proyección de crecimiento del comercio global a 0.8%, esto como resultado de la baja actividad económica en Estados Unidos, Europa, la crisis inmobiliaria en China, la reconfiguración de las cadenas globales de valor y los conflictos geopolíticos.

Las importaciones de Estados Unidos provenientes de China se redujeron 27% derivado de los cambios políticos en Estados Unidos para limitar su dependencia de la potencia asiática. Siguiendo esta tendencia, la Unión Europea también dejó de importar en 14% mercancías a China; y Japón también registró una caída en sus importaciones del dragón rojo en un 17%, sobre todo en los componentes que ellos manufacturan y que terminan exportando a los Estados Unidos.

Esta reconfiguración de las cadenas de suministro de los Estados Unidos beneficia a varios países, especialmente a México que desde febrero desplazó a China como el principal socio comercial de nuestro vecino del norte.

Mientras tanto, en la región de América Latina, durante el primer semestre del año, las exportaciones cayeron un 2% respecto al 2022; y las importaciones a la baja en un 5%, esto debido a la desaceleración de sus principales socios comerciales, la caída de los precios de las materias primas y al poco crecimiento de la propia región.

Las exportaciones de minería y petróleo cayeron en un 10%; agricultura 5% y las exportaciones de manufactura dirigidas a Estados Unidos, crecieron en un 2 por ciento. Y las proyecciones al cierre de este año apuntan a una disminución de las exportaciones en 2% y las importaciones en 6%.

Por subregiones, solo Centroamérica y México aumentarán sus exportaciones levemente al cierre del año, mientras que la caída de las importaciones será generalizada en América Latina. Sólo aquellas exportaciones dirigidas a Estados Unidos y China crecerán, quedándose en números negativos las que se dirigen a otros países (-5% a la Unión Europea; -11% a otros países de Asia). Y por sectores, sólo la manufactura aumentará en 1%.

En las proyecciones por país, de las 33 naciones que comprenden América Latina y el Caribe, únicamente 12 aumentarán el valor de sus exportaciones, México entre ellos. Por el contrario, Argentina y Uruguay se desploman a niveles de -20. Por otro lado, 7 países aumentarían sus importaciones; en el caso de México se espera que caigan en 1%.

Si hablamos de intercambio entre países de la región, también caerán las actividades de comercio exterior en un 3%.

Después de esto, la CEPAL brinda algunas recomendaciones para fortalecer el comercio exterior en la zona. Apunta que persiste el desafío de diversificar y sofisticar la canasta exportadora para reducir la excesiva dependencia de las materias primas, especialmente en América del Sur.

Para ello es crucial implementar políticas de desarrollo productivo con un enfoque de clusters en sectores estratégicos; aprovechar la abundante dotación regional de recursos naturales estratégicos para atraer inversión extranjera hacia su procesamiento; y en un contexto de creciente regionalización del comercio mundial también es crucial profundizar la integración regional lo que permitirá:

Reducir la vulnerabilidad ante un entorno comercial mundial más incierto.

Escalas eficientes de producción para las industrias de la región.

POR JOSÉ IGNACIO ZARAGOZA AMBROSI

EXPERTO EN COMERCIO EXTERIOR

@IGNAQUIZ


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO