Bitácora Política Un concierto memorable Miguel Ángel Cristiani Gonzalez

Bitácora Política  Un concierto memorable  Miguel Ángel Cristiani Gonzalez

 

 

 

 

 

Tiene toda la razón del mundo don Armando Landa, cuando al término del concierto de la Orquesta Sinfónica de Xalapa que esta semana interpretó la cantata Carmina Burana de Carl Orff, nos exclamó desde la tercera fila de la sala Tlaqná todavía emocionado ¡Esto sí merece una columna de Bitácora Política!

Y es que además, son muchas las razones por las que el concierto de la Sinfónica de Xalapa, bajo la dirección de su titular, el maestro Lanfranco Marcelletti que esta semana estuvo interpretándolo durante tres días seguidos en su sala, es muy especial.

Creo que es la primera vez en la historia de la OSX que se interpreta con cuatro coros -todos ellos de extraordinarias voces- que le dieron un mayor y único impacto a la música. El Coro de la UV, dirigido por Noel Josafat García Melo, la Camarata Coral de la Universidad Veracruzana, el Coro de la Escuela de Iniciación Infantil de Coatzacoalcos, dirigido por Alberto Arellano Pino y el Coro infantil del CIMI (Centro de Iniciación Musical Infantil) bajo la batuta de Leonardo Morales. Destacando el hecho de que las niñas de no más de diez años se hayan aprendido en latín y alemán las canciones que interpretaron con una majestuosidad que no le pide nada a los coros infantiles de Viena.

Otra de las razones fueron la joven y bella soprano Tania Solís –a quien pudimos apreciar a unos metros de distancia porque estuvimos en primera fila– junto con el contratenor Marco Valenzuela y el barítono Mariano Hernández.

Como ya es una costumbre, el director titular Lanfranco Marcelletti dio una semblanza del concierto –explicando además que la señora Carmina no se presentó porque es el nombre que la cantata tiene– agregando que indiscutiblemente la obra más conocida del compositor alemán Carl Orff. Se trata de una cantata compuesta por 25 números. El texto está tomado de un conjunto de poemas medievales (originarios de los siglos XII y XIII) que lleva el mismo nombre, la mayoría están escritos en latín, aunque también se pueden encontrar algunos en alemán y francés antiguos. Carmina Burana, del latín Carmen (canción/poema) y burana es el gentilicio que indica la procedencia: de Bura (el nombre latino de Benediktbeuern, pueblo alemán).

Para este concierto, se contó también con un piano de doble cola, tocado por Jan Bratoz y Diana Castro Ortigoza, lo que permitió darle mayor fuerza a las distintas tonalidades de la cantata.

Fueron tres conciertos los que ofreció la Orquesta Sinfónica de Xalapa esta semana, los tres estuvieron con un lleno de todos los lugares, gracias en buena parte también, a la efectiva labor que realiza nuestra amiga Elsileny Olivares Riaño, Jefe del departamento de Mercadotecnia y Logística y su equipo de trabajo.

La verdad, tampoco sabemos, pero lo suponemos, que Carmina Burana es una de las obras preferidas del maestro Lanfranco Marelletti, director titular, quien ha elegido este extraordinario programa de conciertos, como parte de su despedida, ya que a partir del año entrante habrá nuevo titular.

Y esa es otra de las razones que hicieron especial al concierto de la Sinfónica de Xalapa, porque se nota que el maestro Lanfranco Marelletti no solo se sabe de memoria la música, sino también las letras de las piezas que fueron interpretadas magistralmente por todos los músicos bajo su dirección.

Finalmente, otra de las razones que hicieron extraordinario el concierto de la OSX es que nunca antes, se había presentado en Xalapa la obra de Carmina Burana, como los afortunados xalapeños tuvimos la oportunidad de disfrutarla este jueves.

Así las cosas, tiene usted toda la razón don Arturo Landa, el concierto de la Orquesta Sinfónica de Xalapa interpretando con cuatro coros y un piano de doble cola, tiene muchos motivos para merecer una Bitácora Política.

Contáctanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Comentarios