Brenda Caballero Delia, Cecilia y Cinthya

Brenda Caballero  Delia, Cecilia y Cinthya

 

 

 

 

 

Números Rojos

 ¡Quién lo hubiera pensado hace un mes! Sin embargo, allí estaban las dos juntas, llegando a desayunar como grandes amigas a invitación de las integrantes de Líderes Veracruzanas. Es Delia González Cobos, titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis)  y Cecilia Coronel Brizio, Auditora Especial de Fortalecimiento Institucional. De esa forma confirmaron que sí son grandes amigas, aunque compitieron para el mismo puesto. A este dúo dinámico que se ve que está haciendo gran mancuerna allá en el bulevar Culturas Veracruzanas (pues Delia es abogada y Ceci, contadora) les acompañó otra mujer, Cinthya Reyes Díaz Muñoz, licenciada en Derecho y especialista en temas fiscales y Auditora de Legalidad. Entonces, Líderes Veracruzanas ya tenía a un trío dinámico en su mesa.

En realidad Delia confirmó que ya conocía antes a Cecilia y hasta casi tenían la estrategia de que cualquiera que quedara como titular del Orfis se llevaría a la otra, pues actualmente es necesario abrir más espacios para las mujeres en la administración pública.

“Mi comportamiento es recto y soy doblemente observada por ser mujer”

Delia, con esa sonrisa que la caracteriza, platicó que le encanta vivir en Xalapa, lugar donde radica desde hace algunos años. Vivió alrededor de 40 años en Ciudad de México (CDMX); allá se casó; nacieron sus tres hijos; hizo una maestría y se divorció. Platica que sus tres hijos viven en la CDMX y aunque sus padres son abogados, su hija es historiadora; otro de sus hijos estudió Letras Españolas, y el tercero, Lingüística.

Delia recordó un pasaje del libro “El arte de Amar”, del alemán Erich Fromm, referente a que la mujer es la única que da la leche y la miel, haciendo énfasis que todo gira alrededor de ella. A su vez resaltó la importancia de que ésta ocupe más espacios de poder. “En el Orfis tenemos más mujeres”, incluso contó que la oficina del titular pareciera haber sido pensada únicamente en varones, ya que para acceder a ella hay una escalera de caracol de más de cuarenta escalones... ¡y  tener que subir con tacones!, indicó.

Aunque es doblemente observada por ser mujer, entonces tiene un doble compromiso, además “tengo 3 hijos que me lo van a exigir”. Aseguró que su comportamiento es recto: “Debo promover la rendición de cuentas y los entes fiscalizables; necesitamos valores éticos a la vista”.

“Todos los grupos parlamentarios me dieron su confianza; sin embargo, no quiere decir que les tenga que perdonar algo”

La titular del Orfis resaltó que dirige a un órgano técnico, que tiene que desarrollar ese trabajo; de lo político se encarga la Cámara de Diputados; incluso refirió que actualmente tiene en las oficinas a los diputados locales de varios partidos, ya que están revisando la cuenta pública y que si ellos algo necesitan, allí se les apoya, pues a más tardar, el 31 de octubre debe aprobarse la Cuenta Pública 2018. De allí vendrá la siguiente etapa que será de investigación y sustanciación así como el seguimiento a los casos pendientes de solventar observaciones.

Aclaró que en su trabajo no tienen que ver para nada los colores partidistas; ella no favorecerá a sus amigos. Las denuncias irán enfocadas “a quien se porte mal”; además, allí entra el tema de la reestructrura  pues se requiere separar el área de investigación de la de sustanciación, pues el Tribunal ha dado resoluciones contrarias, por lo cual es necesario fortalecer los procedimientos que se han seguido actualmente, pero con un reglamento diferente. En esta semana ya se tendrá información, dijo. 

“Mi compromiso fue de integridad, de honestidad; es lo mismo que le exijo a la gente que llegó conmigo aparte de las capacidades técnicas del puesto” 

Delia resaltó que ella es institucional, que ya se están haciendo cambios en los procedimientos lo cual arrojará otros resultados. Señaló ya estar trabajando en una Reforma Constitucional Federal para modificar los tiempos de fiscalización, pues no es posible que casi un año después se hagan las observaciones a la cuenta pública, “no se debe esperar tanto para actuar, debe ser en tiempo real, acortar los plazos, pero no para beneficio del Orfis, sino para todos los veracruzanos”. Para ello, ya está en contacto con la senadora por Veracruz Gloria Sánchez.

Recordó también las recomendaciones del Auditor Superior de la Federación de no tener Enlace de Prensa y afirmó: “Mi trabajo es técnico, no tengo porqué andarme publicitando en medios”.

Reconoce que hay falta de capacitación en los Ayuntamientos, pero que ya se está fortaleciendo esa parte; y señaló que ya lo está trabajando Cecilia Coronel para que los alcaldes vayan de la mano con el Orfis, para que sus resultados con respecto al gasto sean transparentes y conforme a las leyes. También Delia quiere tener cercanía con los munícipes, para que sientan el respaldo de la institución.

“Van a cambiar las cosas con los despachos externos”

Con respecto a los despachos externos indicó que el Orfis no tiene la capacidad para revisar a los 212 municipios ni a los entes fiscalizables que en total suman 328, razón por la que requiere que profesionales externos le auxilien, por lo que se asignan despachos externos; sin embargo, es necesario cambiar la manera de asignación, pues siempre les toca a los mismos, “a los amiguitos de los que ya están”. Delia recordó que cuando llegó al Orfis, ya faltaban tres días para que venciera la convocatoria de registro de despachos y alguien le habló para que ampliara esa fecha con el argumento de seguir trabajando con los mismos, pero no consideró que mandara un buen mensaje el modificar fechas, pues se pensaría que hasta les quiere dar un pedazo de “ese pastel”, razón por la que Delia optó por trabajar con los ya inscritos, pero éstos serán calificados con base en un procedimiento el cual será totalmente transparente.

Durante el desayuno con las integrantes de Líderes Veracruzanas, Elena Fiorenzano cuestionó que fuera más de lo mismo en el Orfis, con respecto a la corrupción, a lo que sin tapujos, Cinthya Reyes contestó: “Yo a la maestra la conozco desde hace 25 años , trabajamos juntas en Procuraduría Fiscal Federal y puedo dar fe de que sí es una persona honesta”.

Por su parte, Delia González respondió: “Cuando me inscribí a la convocatoria no lo hice pensando en buscar un trabajo, sino en hacer aportaciones… en servir. Y si me dan la oportunidad, quiero hacer algo que sirva a Veracruz”.

“Para ser feliz, hay que hacer lo que uno quiere”, es la recomendación que finalmente nos da Delia.

@NumerosRojos_BC

caballero_brenda@hotmail.com

Comentarios