Aumentan las quejas contra el grupo MAS

 

 

 

 

 

 

JOSÉ JUAN GARCÍA/AVC

VERACRUZ

Las quejas por abusos del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (MAS) durante la pandemia continúan en aumento tanto en usuarios domésticos como comerciales de la ciudad de Veracruz.

Ahora le tocó al Gran Café del Portal, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad de Veracruz, que personal del Grupo MAS le sellara el drenaje por un adeudo que acumuló durante la pandemia pese a que el establecimiento consumió una cantidad menor de agua potable como consecuencia del confinamiento social y cuyo cobro por el servicio se mantuvo como si operara con normalidad.

Una cuadrilla del Grupo MAS se presentó sobre la calle Mario Molina por la mañana del viernes, abrió la rejilla del drenaje del establecimiento, preparó una mezcla y colocó una capa de aproximadamente 40 centímetros para evitar que las aguas negras que genera el restaurante usen la infraestructura sanitaria y que se corra el riesgo de que broten a la vía pública.

Al respecto, el gerente del Gran Café del Portal, Carlos Ramírez Sánchez, dijo que el propietario del establecimiento demandó la intervención de las autoridades municipales, pues ese tipo de acciones emprendidas por el Grupo MAS resultan inconstitucionales.

En ese sentido, el entrevistado manifestó que sellar el drenaje del establecimiento representó un abuso.

“Nos lo taparon con concreto, taparon de plano el drenaje, le pusieron como 40 centímetros de concreto para que no saliera el drenaje del café, eso debido a una deuda que se tiene con ellos en agua, pero el dueño se ha negado a pagarla porque ahora con la pandemia, no cerramos el negocio, pero tampoco teníamos gente como para gastar 20 mil pesos de agua como si fuera una temporada normal”, puntualizó.

Además, Carlos Ramírez refirió que el Grupo MAS cortó el servicio del agua potable al restaurante en el mes de agosto, pero el organismo le cobró 18 mil pesos en septiembre pese a que no se carecía del abastecimiento, por lo que el dueño se negó a cubrir ese monto.

Por su parte, vecinos del Infonavit Chivería se quejaron de que el organismo operador dejó inconclusa la obra de renovación de la red de agua potable en ese lugar desde hace tres años, lo cual tiene como consecuencia que se continúen registrando fugas en esa zona de la ciudad de Veracruz.

Jesús Cardona Sánchez, representante de los vecinos, comentó que la obra se inició en 17 de abril del 2017 y se debió terminar en siete meses, pero solo se avanzó entre un 30 y 35 por ciento en la sustitución de los 14 mil metros lineales de tubería y la instalación de dos mil 723 tomas.

“Tenemos tres años con esta problemática y el asfalto se sigue deteriorando, entre otras cosas, no hemos podido lograr que nos cambien el asfalto ya que Chivería está quedando en medio de todas las calles que sí se están asfaltando, entonces ese es el problema que tenemos con el Grupo MAS”, finalizó.