Maestra acopia televisores

 

 

 

 

 

Para alumnos sin recursos.        

JOSÉ JUAN GARCÍA/AVC

VERACRUZ

La modalidad de la educación a través de plataformas digitales a partir de la emergencia sanitaria por el COVID-19 sacó a la luz la falta de acceso de familias a Internet.

Ahora, el inicio del ciclo escolar 2020-2021 dejó al descubierto a alumnos que también carecen de televisores para tomar las clases del programa “Aprende en Casa II”, implementado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de canales de televisión ante la imposibilidad de que el ciclo escolar 2020-2021 iniciara de forma presencial.

Ese es el caso de alumnos de la escuela primaria “Enrique Zamudio Espinoza”, ubicada en la colonia Adolfo López Mateos de la ciudad de Veracruz.

Antes del inicio del ciclo escolar se efectuó un censo entre los padres de familia de la escuela primaria para definir por qué medios se tomarían las clases, resultando que se carecía de televisor en varios hogares.

Fue entonces que la profesora Eliana Montiel Morales emprendió una campaña de acopio de televisores análogos, incluso pantallas, para entregarlos a las familias que carecían de ese tipo de aparatos electrónicos para que sus hijos tomasen las clases.

“Muchos padres manifestaron que están desempleados, algunos han sufrido pérdidas también, entonces fue una cuestión bastante difícil, era preocupante el hecho de que algunos padres, quizá no son la mayoría, pero sí algunos, se iban a quedar sin clases por medio de la televisión”, detalló.

La campaña de acopio se efectuó a través de las redes sociales y la respuesta fue positiva.

A la fecha la profesora lleva entregados varios televisores a alumnos, incluso de otras escuelas primarias, que requerían de ese tipo de aparatos para no perder las clases.

La campaña de acopio todavía continúa. De hecho, Eliana Montiel Morales tiene planeada la entrega de un televisor con su decodificador correspondiente en el transcurso de esta semana.

Montiel Morales resaltó que vela porque sus alumnos avancen conforme a su ritmo de aprendizaje, pero que nadie se quede atrás.

“Siempre busco que mis alumnos avancen, cada uno de acuerdo a su ritmo, al ritmo de aprendizaje, pero que nadie se quede atrás, entonces para mí es muy importante eso”, agregó.

Por último, la profesora comentó que el ciclo escolar 2020-2021 representa un reto tanto para los alumnos y sus padres como para los maestros, quienes han tenido que superar barreras y adaptarse a una nueva modalidad de educación hasta que pase la emergencia sanitaria del COVID-19.