Se va profeco de Xalapa

Se va profeco de Xalapa

 

 

 

 

 

 

Trabajadores serán reubicados a las delegaciones de Veracruz y Puebla.

Juan David Castilla Arcos

Xalapa

La Subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Xalapa cerrará sus puertas en septiembre próximo.

El inmueble era rentado y se encuentra sobre la calle Cánovas número 2, casi esquina con Hidalgo, en el Centro Histórico de la capital del estado.

Los empleados de la dependencia confirmaron que el contrato de arrendamiento concluye durante este mes.

Incluso, este lunes 12 de agosto, los trabajadores encontraron las oficinas casi vacías.

Desde julio se había informado sobre la desaparición de la Subdelegación de Profeco en Xalapa.

Sin embargo, las oficinas han permanecido abiertas al público, a pesar de que dejaron de recibirse quejas de los consumidores.

Cada caso había sido remitido a la Delegación de Profeco en el puerto de Veracruz, situación que generó una gran inconformidad en los consumidores.

Los empleados han protestado en varias ocasiones para que les informen sobre su situación laboral.

DESAPARICIÓN DE DELEGACIONES

Más de diez delegaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) podrían desaparecer en el país.

Los trabajadores han externado que dicha situación ocurriría en la delegación sur en Ciudad de México, Naucalpan, Ecatepec, Ciudad Victoria y otras.

“Nos giran circulares donde nos preparemos para que los trabajadores de base, los sindicalizados, se puedan mover a otras ciudades u otras delegaciones, ya sea a Puebla o Veracruz, desapareciendo la subdelegación en Xalapa”, han expresado.

Esta situación deja desprotegidos a los consumidores de Xalapa y la región.

Cabe recordar que en el país hay 52 delegaciones y solo quedarían 38; desaparecerían al menos 14.

Se hablaba de que serían despedidos todos los trabajadores que estuviesen fuera de una organización sindical.

En Xalapa, podrían ser 15 despidos y en el puerto de Veracruz cerca de 30.

INCERTIDUMBRE LABORAL

Los empleados sindicalizados y de confianza se dijeron molestos, porque no han sido informados sobre su situación laboral.

Aún no hay certeza de sus cambios de adscripción o liquidaciones correspondientes.

“De manera humillante nos está tratando el gobierno de México, de buenas a primeras se llevan el inmobiliario, se preocupan por la situación de sus pertenencias y no tienen la defendía de venir y decirnos algo sobre nuestra situación laboral”, expresaron algunos de ellos, quienes solicitaron el anonimato por temor a represalias.

Los empleados carecen de espacios dignos para continuar su labor. Carecen de sillas y escritorios.

“Aquí vamos a estar hasta que alguien nos venga a decir qué va a pasar con nosotros. No nos han informado nada, si nos van a liquidar o nos van a trasladar a otra delegación”.

Los quejosos continúan checando su asistencia y percibiendo su salario correspondiente.

Se trata de 15 trabajadores que continúan laborando en las oficinas de la Subdelegación de Profeco.

Los trabajadores están dispuestos a cambiar de delegación si les brindaran apoyo para la reubicación de sus familias en otro estado de la República Mexicana.

“Es una obligación que está en la Ley Federal del Trabajo, que es cuando al trabajador lo cambian de adscripción, tiene el patrón que pagarle su vivienda y esa situación no sé si lo estén contemplando”.

DEJAN DE TRABAJAR

De acuerdo con el subdelegado de Profeco, Víctor Manuel Rojas Utrera, los trabajadores no han laborado, pese a que se les ha depositado su quincena en tiempo y forma.

A su juicio, podrían ser acreedores a sanciones administrativas por dicha situación.

“Se platicará con la superioridad y ya lo que ellos nos digan es lo que vamos a hacer”.

Aunque ya no se reciben quejas en la Subdelegación, los empleados deben atender a los consumidores.

El subdelegado revela que dicha oficina de Profeco cuenta con solo 11 trabajadores y algunos de ellos se niegan a desempeñar sus funciones por la incertidumbre laboral.

“Es una subdelegación pequeña, una persona ya se va a jubilar, entre menos seamos tenemos que echarnos la mano”.

El funcionario federal recuerda que los trabajadores deben esperar su cambio de adscripción, para que sean reubicados a las delegaciones de Veracruz y Puebla.

Cabe recordar que la Subdelegación de Profeco en Xalapa dejó de recibir quejas el pasado 31 de julio.

Rojas Utrera aclara que los muebles de la oficina fueron extraídos, mediante una mudanza, el pasado sábado 10 de agosto.

Además, los consumidores continúan arribando a las oficinas de la Subdelegación de Profeco.

SIN PROTECCIÓN A CONSUMIDORES

Rosa Eugenia Martínez acudió a las oficinas porque tenía programada una audiencia a las 14:00 horas del lunes 12 de agosto.

Nadie le notificó que ya no había oficinas de Profeco y que debía viajar a la delegación del Puerto de Veracruz, para dar seguimiento a su caso.

“Dejan a uno desprotegido totalmente, todo por la actitud del gobierno, de imponer estas decisiones, ¿por qué en la capital?”.

La mujer fue citada en la Subdelegación de Profeco en Xalapa.

El personal de dicha dependencia poseía su número celular y nadie la llamó para decirle que había cambiado la sede.

“Desde junio tuve la primera audiencia, dicen que desde julio cerraron las oficinas, es casi medio mes un pasó. Mi asunto es con una empresa de México”, recuerda.

Comentarios