19 de Octubre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Grupos promigrantes en EU critican trato a migrantes parte de la 4T

 

 

 

 

 

 

 

EL UNIVERSAL

MIAMI

"Que nadie se sorprenda de lo que está haciendo el gobierno de México con las caravanas [de migrantes] en Chiapas; los están utilizando para negociar con Estados Unidos", dice en exclusiva a EL UNIVERSAL el abogado estadounidense Arturo J. Viscarra, especialista en migración y con más de dos años yendo a territorio mexicano a sondear el trato a migrantes y  a darles la información correcta acerca de lo que es solicitar asilo en la frontera: "Hay mucha desinformación y estamos tratando de decirles cuál va a ser la realidad si logran llegar [a la frontera norte]".

Entre 2018 y lo que va de 2021 más de una docena de caravanas de migrantes han cruzado la frontera sur de México en un intento por llegar masivamente a la frontera norte; se han topado con un muro de uniformados, bien armados y muy mal adiestrados para enfrentar este fenómeno.

"Es muy decepcionante ver cómo México no es capaz de cumplir ni sus propias leyes [sobre el trato a migrantes]”, acusa el abogado estadounidense Viscarra; director del Programa Internacional de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

"Recordemos cómo cambiaron [frente a los migrantes] ante las presiones de [Donald] Trump y ahora los demócratas, [con Joe Biden], no tienen las mismas tácticas, pero al final del día se ven los mismos resultados y en muchas cosas hasta peor". Para Viscarra, el centro del asunto por el cual el gobierno mexicano no respeta las leyes y está a la orden de lo que mande el gobierno estadounidense, es porque "esto tiene que ver con fuerzas económicas, por eso ha reiniciado el diálogo económico de alto nivel entre ambos países".

Dice: "Desafortunadamente, México ha dejado muy claro que los migrante son moneda de cambio para sus negociaciones con Estados Unidos".

Asegura que la presencia de tanto alto funcionario estadounidense en México en los últimos meses, comenzando por la vicepresidenta Kamala Harris, es una forma de ver la estrategia de negociación del presidente Biden: "Todo muy claro, pero a puerta cerrada. A diferencia de Trump, quien amenazaba de manera pública", señala Viscarra.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, "llegó a darles salvoconductos cuando recién entro a la presidencia. Todo parecía que estaba cumpliendo su palabra, pero que pronto la rompió y comenzó a perseguirlos, a maltratarlos, a golpearlos, a detenerlos en lugares infrahumanos, a sacarlos del país [de México]", comenta uno de los voceros del Centro de Recursos para Centroamericanos en Los Ángeles, (CARECEN, por sus siglas en inglés).

"Es despiadada la manera en que los soldados [agentes de la Guardia Nacional] los persiguen y los maltratan. Es inhumano el lugar donde los encierran, sin baños [que sirvan], sin agua caliente, alimentos en mal estado, sin medicinas, y revueltos todos [mujeres, menores, hombres, ancianos] durmiendo en el suelo, con calor", subraya.

CARECEN es la organización promigrante, creada y dirigida por centroamericanos en Estados Unidos, más relevante.

"Esa valla de contención en Chiapas no funciona y además es contradictorio, todas esas políticas [contra los migrantes] que están aplicando, es contradictoria, pero además está poniendo en peligro la vida de las personas", dice la vocería de CARECEN.

"Se quejan [los mexicanos] de las violaciones a los derechos humanos que cometen aquí [en Estados Unidos] contra los suyos. Están haciendo cosas peores [allá en Chiapas] contra los nuestros y que al final somos los mismos". El presidente López Obrador justificó que la presencia de la Guardia Nacional en Chiapas es para cuidar a los migrantes de los peligros del crimen organizado. "¿Podría haber una declaración más absurda que esa?", se pregunta el representante centroamericano.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO