8 de Marzo de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Oaxaqueñas siguen viajando a CDMX para abortar

 

 

 

 

 

 

Pese a que ya se despenalizó.

EL UNIVERSAL

OAXACA

En los nueve meses que hay entre el 25 de septiembre de 2019, cuando se despenalizó el aborto en Oaxaca,  y el 30 de junio de este año, se realizaron mil 879 interrupciones legales del embarazo  en las clínicas y hospitales de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO),  y se practicaron 76 procedimientos  más en el Hospital Regional Presidente Juárez,  del Instituto de Servicios de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Aunque en los abortos realizados en las instalaciones de los SSO no se especifica si fueron procedimientos voluntarios o por causas médicas, hasta septiembre pasado datos oficiales indicaban que, a un año de la despenalización, en espacios de dicha dependencia estatal únicamente  se habían realizado  seis interrupciones del embarazo respecto a las practicadas en el hospital del ISSSTE.  Todas fueron por causas médicas.

A éstas se suman 389 interrupciones legales del embarazo realizadas en la Ciudad de México, según un estudio de  la Secretaría de Salud de esa entidad del país, en el que se señala que las mujeres que solicitaron el procedimiento provenían de Oaxaca.

Esta información  fue  recabada por el Centro de Estudios de las Mujeres y Paridad de Género de la 64 Legislatura del Congreso local,  que  sostiene que,  a más de un año de la reforma al Código Penal  para despenalizar el aborto hasta antes de las 12 semanas de gestación, los hospitales públicos en la entidad todavía no cuentan con protocolos para la atención de casos de interrupción voluntaria de embarazos.

"No cabe duda que este fenómeno debe hacernos reflexionar acerca de la brecha de desigualdad que existe no sólo entre hombres y mujeres, sino también  entre las mujeres que habitan en la Ciudad de México y las que lo hacen en el sureste, especialmente en  Oaxaca, Guerrero y Chiapas, ya que la pobreza es una condicionante que vulnera el derecho fundamental de las mujeres a la vida digna y libre de violencia", señala.

El centro de estudios dice que interrumpir un embarazo forma parte de los derechos humanos de las mujeres; sin embargo, y pese a su despenalización en Oaxaca, aún no se garantiza.

"Esta importante reforma no se ha acompañado de reformas a la Ley Estatal de Salud para garantizar el acceso seguro y gratuito a este derecho, además de que los hospitales no cuentan con lineamientos o protocolos para la debida atención de los casos, lo que dificulta, e incluso imposibilita, su acceso a las mujeres".


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO