5 de Julio de 2022
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Se quejan en EU de fábricas mexicanas

 

 

 

 

AGENCIAS

CIUDAD DE MÉXICO

Autoridades laborales de Estados Unidos reciben cada vez más casos de violaciones a los derechos de trabajadores mexicanos, con miras a que se conviertan en quejas laborales en el marco del T-MEC.

Hasta el momento se han presentado formalmente cuatro: Tridonex, General Motor, Panasonic y Teksid Hierro, pero existen otros movimientos de trabajadores que buscan a las autoridades americanas para que se resuelva su situación.

Es el caso de los jornaleros del Valle de San Quintín, cuya problemática fue presentada por el Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas (SINDJA) ante representantes del Departamento del Trabajo de EU. De hecho, la agregada laboral de la Embajada de Estados Unidos En México, Mary Ellison, ya visitó la zona.

Abelina Ramírez, secretaria general del SINDJA, dijo que existen problemas que se arrastran desde hace años, como la falta de seguridad social, trabajo forzoso, trabajo infantil y el hecho de que varias empresas del Valle no pagaron las utilidades que por ley les corresponden a los trabajadores.

"Hemos recabado videos, estadísticas y testimonios. Por ejemplo, hay adultos mayores que siguen trabajando y no tienen la esperanza de que un día se vayan a pensionar. Tenemos mucho material para comprobar con hechos lo que está pasando dentro de los campos agrícolas.

"En San Quintín no tenemos inspectores, no tenemos procuradores de la Secretaría del Trabajo, capacitados para resolver los problemas", subrayó.

Otro caso que llegó a instancias americanas es el de Manufacturas UV, una empresa de autopartes con sede en Piedras Negras, Coahuila. Los trabajadores han acusado a la gerencia de facilitar que representantes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) desplieguen una campaña de afiliación, sin el consentimiento de los trabajadores.

También denunciaron hostigamiento y despidos en contra de quienes se oponen a esta situación.

"A partir del 14 de junio de este año, la empresa empezó a permitir la entrada de personal de la CTM para que los trabajadores se afiliaran, pero al momento de que una empresa contrata a un sindicato para que sus trabajadores se afilien a él, lo que está haciendo es quitarles la posibilidad de que ellos defiendan sus derechos y está imponiéndoles un contrato que va a ser proteccionista", aseguró Fabiola Ramírez Ortiz, asesora de los trabajadores.

Debido a esta situación, la Liga Obrera Mexicana, en conjunto con el Comité Fronterizo de [email protected], presentaron el caso a las autoridades laborales de Estados Unidos, con el propósito de que se active el mecanismo de respuesta rápida, en el marco del T-MEC.

Este mecanismo permite que Estados Unidos y Canadá tomen acción rápida para investigar quejas sobre violaciones laborales e imponer sanciones comerciales, como tarifas y suspensiones de comercio a las empresas que violan la reforma laboral.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO