8 de Diciembre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Vientres de alquiler, negocio suculento: González

 

 

 

 

 

 

 

 

Se debe prohibir en México.

               

AVC NOTICIAS

ORIZABA

La desigualdad y la pobreza de las mujeres es el principal factor de los vientres de alquiler, además de que se calcula que en el 2035 se moverán 65 mil millones de dólares en este negocio, ya que tan sólo 2018 circularon más de seis mil, informó la autora del libro Vientres de Alquiler, La Mala Gente, Nuria González López.

"Este libro es una investigación de un trabajo universitario de final de maestría que empecé a realizar en 2018. Este es mi segundo libro al ver que no era suficiente con la investigación académica, sino que habría que hacer una investigación tanto jurídica como periodística para poner cara a quién maneja todo el negocio mundial de los vientres de alquiler, qué países y qué perspectivas", dijo.

Puntualizó que en los estados de Sinaloa y Tabasco ya es legal, sin embargo, hay indicios y muchas pruebas de que se hacen en la Ciudad de México, incluso hay gente extranjera que está viendo que aquí se llevan a cabo.

"Es muy preocupante el tema, pero estoy segura que las legisladoras y los legisladores podrán parar todo este asunto, por qué México es un país que no debe de avanzar hacia la legislación a favor de los vientres de alquiler, sino que se debe de prohibir y proteger a sus mujeres y sus niños". González López, admitió que es un problema que está pasando en el mundo, ya que cada vez el negocio es más suculento hablando económicamente.

"Cada vez hay más dinero en juego, se calcula que en el 2035 se moverán 65 mil millones de dólares en este negocio, en el 2018 ya se movieron 6 mil millones de dólares, en sólo un año".

Agregó: "En este negocio es claro que cuanto más grande es el negocio hay más gente interesada en ganar dinero que se basan en dinero en la desigualdad y en la pobreza de las mujeres". Puntualizó que esto se realiza de manera cero éticas, porque la materia prima de este negocio, es la pobreza femenina y la desigualdad social.

"Entonces que haya gente del mundo haciéndose auténticas fortunas basándose en las mujeres pobres, la verdad es que no debería permitirse".

Afirmó que las consecuencias que tienen las mujeres gestantes son muy graves hablando física y psicológicamente.

 "Algunas han muerto, otras han sufrido consecuencias súper negativas para su salud y han tenido que gastarse el poco dinero que han adquirido en curarse, las consecuencias que han tenido esos físicos, sin hablar de las secuelas psicológicas que quedan en esas madres a las que les quitaron sus hijos al nacer".

La escritora del libro Vientres de Alquiler, subrayó que este negocio se ha extendido a más de 20 países, además de que durante la Pandemia del COVID-19, se ha legalizado en países en donde no existen buenos Derechos Humanos.

"Tal y como ha sido en Ruanda, en donde nos da un ejemplo claro de que lo que pasa que cuando hay crisis las mujeres acaban pagando las crisis de la sociedad con sus cuerpos, igual que se legalizó en Grecia en 2014 cuando entró la Troika, cuando estaban vendiendo el país por islas, ahí se legalizó en un montón de países donde los estados entienden que pueden generar dinero a través de la explotación reproductiva de las mujeres".


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO