17 de Mayo de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Los Rurales presentan su prime disco “Ocotita”              

 

 

 

 

 

TANIA RIVERA

XALAPA
 

Después de dos años de trabajo, Los Rurales, la agrupación adoptada como xalapeña, presentará por fin este próximo 14 de mayo, en la cervecería La Brújula, su primer disco titulado “Ocotita” y producido por la firma discográfica alemana Cugate.

Los rurales son un grupo integrado por cinco músicos, la mayoría provenientes de diferentes pueblos de Oaxaca: Omar Cruz Ojeda (trompeta), Juan Manuel Lagunes (trompeta) Francisco Jimenez Martínez (corno francés), Edgardo Jiménez Orozco (trombón) y Eduardo Hernández Vega (batería).

En el disco, además cuentan con la participación de Edgar Rubio Arias en la tuba.

En entrevista para AvcNoticias, Edgardo “Eddie” Jiménez relató que el grupo inició en 2014 con otros miembros, pero con la misma esencia musical, pues destaca la diferencia que existe en Los Rurales respecto a otros proyectos de música independiente es que tienen sus partituras escritas.

“Yo empecé transcribiendo partituras, hablé con Paco, David que estaba en la tuba. Después les dije “escribí esta música, vamos a sonarla”.

Ensayamos y fuimos a tocar a la calle, estuvimos un domingo ahí completo, enfrente de la Biblioteca Carlos Fuentes, a la gente le gustó”.

Eddie, como lo llaman los integrantes, recuerda que en esa presentación improvisada se les acercó una chica diciendo que quería hacerles una nota para el periódico. “¿Cómo se llama la banda?” preguntó y entonces tuvieron que pensar en el nombre: “La idea del nombre proviene del urban music de las colonias pobres de Nueva York, y yo pensé ¿y por qué no rural? Los Rurales vienen de eso.

Además, la mayoría de integrantes que estábamos éramos de comunidades rurales”. En ese sentido, Los Rurales describen su estilo musical a partir de los géneros musicales que más tocan: el second line de Nueva Orleans, la música balcánica de países como Serbia y Macedonia y la música tradicional oaxaqueña.

Lo que une a este crisol musical es la instrumentación, que básicamente es la misma.

OCOTITA Y LA SALSA DE CHILE SECO

Los integrantes de Los rurales nos comentan alegres la buena suerte con que lograron la producción de este disco.

Recuerdan los músicos que los invitaron a tocar en un festival de danza en el parque Juárez, y justo enfrente, en el Palacio Municipal, se estaba presentando otra banda muy representativa de la escena cultural xalapeña.

En el evento del palacio había una persona de Alemania a quien habían invitado a escuchar al grupo que tocaba, pero “de repente, escucha a unos por allá haciendo ruido, todo informal y dijo me gusta”, comentan entre risas los integrantes.

Este hombre, que resultó que trabajaba en la productora alemana Cugate, pidió escuchar algo más de su trabajo y el resto es historia. Raúl Gutiérrez, director de la Xalli Big Band y representante del sello en Xalapa los contactó y los invitó a grabar seis canciones. Sin embargo, estas seis canciones se volvieron el doble, después de un proceso de grabación con un amigo que les ayudó con los arreglos de la canción “What a wonderful world”.

“Les dijimos a la disquera, sabes que tenemos seis canciones, entrale con otras seis y armamos el disco”. Afortunadamente dijeron que sí e invirtieron en la grabación. Sobre el término “Ocotita”, que da título al disco, Eduardo Hernández dice que le causa mucha curiosidad y que “no sabemos qué significa, ha de venir de ocote”.

 Y narra la anécdota que les llevó a elegir el nombre:“En los ensayos siempre nos tocaba en casa de alguien y en esa ocasión me tocó a mí y yo vivo en la colonia Ocotita en Banderilla, entonces cuando se monta el tema, ya quedó pero ¿ahora cómo le ponemos? y alguien, no sé si yo, dijo: “pos ocotita, la montamos en Ocotita” y a la disquera le gustó”.

Otra curiosidad de los temas que integran el disco, es que también se encuentra la canción “Progreso”, que igual es una colonia xalapeña y “Chintestle”, que es una salsa oriunda de la región de Edgardo.

“A lo mejor en Xalapa le hacemos una canción a la salsa de chile seco”, proponen riendo Los Rurales mientras muestran con orgullo el disco que están próximos a estrenar.

LA PANDEMIA Y LA ESCENA CULTURAL XALAPEÑA

Francisco Jiménez cuenta que con la pandemia estuvieron en stand by durante más de tres meses, asimismo se vio retrasada la presentación del disco, que planeaban dar a conocer en abril o mayo del año pasado.

Omar Cruz confirma esto y añade que la parte más difícil fueron los ensayos “algunos estábamos lejos, como Paco que se fue a Oaxaca… Además, Eddie y yo damos clases en línea y fue difícil adaptarnos a estas clases, que nos dejaban muy poco tiempo para dedicar al proyecto”.

 A pesar de ello, Cruz muy optimista dice que la cuestión de ánimo no decayó del todo en la banda: “Casualmente, siempre que nos reunimos para ensayar, y tocar sube la pila un 200 por ciento, son tus amigos, gente con la que te gusta hacer música. Podemos pasar 6 meses sin tocar, nos juntamos y tocamos y es como si no hubiera pasado el tiempo.

También sirvió para aterrizar este proyecto entre nosotros, ver si queríamos seguir”.

Los Rurales agradecen la amable recepción que el público ha tenido en todos los años que tiene la banda. “Nos reciben bastante bien, no hemos tenido a alguien que nos diga “eh, ya bajense… es bonito ver a la gente tarareando tus canciones y bailando al ritmo de la música… nos invitaron a la Cumbre Tajín y a la gente le llamó la atención nuestro proyecto, hasta le pidieron autógrafos a Eddie”, comenta Omar mientras Eddie enrojece un poco de recordar.

La pandemia no hizo que los fans los abandonaran, pues aprovecharon de estrenar durante el confinamiento el vídeo musical de “What a wonderful world” que fue de gran aceptación de sus espectadores.

Aseguran que esta aceptación es propia de la sociedad cultural xalapeña, quienes disfrutan de poder escuchar proyectos frescos y propuestas diferentes como es el caso de Los rurales.

Al respecto, menciona Juan Manuel Lagunes, el único xalapeño del grupo, asegura que este intercambio cultural es recíproco: “A Xalapa llegan muchas personas y todas traen la cultura de su lugar de origen. Antes de estar en esta banda no conocía muchas cosas, a pesar de vivir en el mismo país, la música por ejemplo, tradiciones, estilos de vida. Enriqueces también tu propia cultura y aprendes cosas que te llaman la atención, conocer personas, crear relaciones. Esto me ha enriquecido tanto como músico y como persona”.

Finalmente, Los Rurales, xalapeños adoptados por su presencia en la escena cultural de la capital veracruzana, estrenarán este 14 de mayo su nuevo disco, el cual próximamente estará a la venta en sus redes sociales.

También estrenarán el vídeo musical de Ocotita y como ellos mencionan, esperan que su música pueda ayudar a las personas que pasan por momentos difíciles, pues “escuchar buena música siempre te hace mirar hacia arriba, y qué mejor para poder levantarnos en este momento” concluye Omar.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO