2 de Marzo de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Reforma Energética eliminaría alza a luz

 

 

 

 

 

 

Se podrían reducir hasta en un 30 por ciento.

REDACCIÓN

POZA RICA

La diputada federal Raquel Bonilla Herrera, manifestó que la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, podría eliminar incrementos que se dan al consumidor final del fluido eléctrico, hasta en un 30 por ciento, y se sentarán las bases para lograr la soberanía energética, lo anterior en su intervención durante la Sesión de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados ésta legislatura, que se transmitió vía redes sociales, en donde la legisladora afirmó que así se sentarán las bases para eliminar las prácticas de aquellos negocios que por décadas y al amparo del poder público fueron tejiendo en opacidad y corrupción de funcionarios y empresas privadas, nacionales y extranjeras.

Recordó que países como China, Estados Unidos, la Unión Europea, la India, Rusia y Japón, representan el 62 por ciento de emisiones de gases de efecto invernadero a escala mundial, mientras que México es responsable de apenas el 1.4 % en todo el planeta. De esta emisión que se tiene en el país, el 25 por ciento responde a la generación de energía eléctrica, en donde el 56 % de esta producción en el país, se lleva a cabo a través de Gas Natural, que es uno de los combustibles más limpios del mundo, otro 20 por ciento a través de energías renovables, y sólo el 14 por ciento se produce por medio de carbón, combustóleo y diésel, cumpliendo con las normas ambientales vigentes, lo que habla del verdadero compromiso que se tiene en la presente administración con la transición energética a favor de revertir los impactos del campo climático.

Sin embargo las legisladora por Poza Rica, Tihuatlán y Coatzintla, dejó en claro las enormes desventajas que enfrenta la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para la generación de energías limpias, pues la Ley de la Industria Eléctrica, sólo reconoce a las generadas vía hidroeléctrica, nuclear, geotérmica, solar y eólica, así como sus lineamientos para el otorgamiento de certificados de energías y sus correspondientes requisitos, más no reconoce las plantas de generación con las que cuenta la CFE, por lo cual no es sujeta de que se le otorguen certificados.

 “Y ya que no se le otorgan los certificados, no se reconoce su electricidad, que genera con energía eléctrica; pero además se le obliga a comprar a los generadores privados, que si tienen certificados”, por lo que dejó entrever que la empresa productora del estado, no cuenta con piso parejo para la libre competencia, el libre mercado, y la igualdad de condiciones, por lo que afirmó “Aquí está la farsa”, en donde se simulan precios, mediante en un mercado que favorece la especulación, el dumping  y los subsidios otorgados a participantes privados.

“Queremos terminar con años de saqueo” y queremos promover el reconocimiento de los costos totales de generación de los que no habla la oposición, que permita condiciones de equidad entre todos los participantes del mercado, con un verdadero piso parejo, reconociendo a la CFE como generador de energías limpias, y a su vez eliminando esta exclusividad de subastas y aparte hay que revisar la legalidad y la rentabilidad de los contratos, ya suscritos, expresó.

Afirma que hoy, pese a este escenario se continúa con el impulso para la generación eléctrica con fuentes de energía limpia y renovable, en los actuales términos establecidos en el actual marco jurídico, y agregó que la iniciativa de Reforma no propone cambios al respecto de la ley de transición energética y a la ley de la industria eléctrica, por lo que es mentira que se quiera evitar las energías limpias.

“Pero algo que si es muy cierto, son las restricciones impuestas por el actual modelo a la CFE que se resumen en condiciones asimétricas de competencias, criterios de despachos basados en costos marginales que ocultan el costo real de generación, pero que aparte,  privilegian el despacho de generadores privados a costa de centrales eficientes de CFE, subsidiando costos, inversiones crecientes en el sector de transmisión eléctrica, y la imposibilitan para emitir certificados de energías limpias, ocasionando también la obligación de adquirir a privados, mediante contratos desventajosos”, por lo que agregó “A la CFE no se le reconoce su energía como limpia, se le exige el registro, pero además la tiene que comprar con privados”.

Concluyó que en el país se cuenta con una empresa como CFE que es estratégica, además de ser un principal distribuidor de comercialización, por eso se debe fortalecer; la iniciativa en ningún momento contempla disposición alguna que tenga la intención de liquidar el mercado privado de generación eléctrica, sin por el contrario proyecta que se incremente, con la participación activa del Estado Mexicano a través de CFE, con lo que se arreglará el modelo privatizador de gobiernos neoliberales que muchos impulsaron y aprobaron.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO