Xalapa, sin datos de abuso sexual contra menores

 

 

 

 

 

 

Las autoridades sólo tienen conocimiento de los casos cuando la familia denuncia.

Verónica Huerta/AVC

Xalapa

El estado de Veracruz y particularmente el municipio de Xalapa carecen de un registro adecuado de la problemática del abuso sexual en contra de niños, niñas y adolescentes, porque las autoridades sólo tienen conocimiento de los casos cuando la familia denuncia, dado que la mayoría de las víctimas guarda silencio por culpa, miedo y vergüenza, lo que más adelante se convierte en un trauma severo, advirtió la titular de la procuraduría municipal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Monserrat Díaz.

Este año 2020, caracterizado por la pandemia del coronavirus, ante la Procuraduría Municipal fueron denunciados 41 casos de abuso sexual infantil; sin embargo, podría haber más niños, niñas y adolescentes que por falta de comunicación y atención por parte de sus padres y madres son víctimas y lo callan por miedo a represalias ejercidas por el agresor.

Durante el foro virtual “Rompiendo el Silencio: Atención y Acompañamiento Jurídico a Víctimas del Abuso Sexual a Niñas Niños y Adolescentes” a través del cual se dio a conocer la campaña municipal “Yo te Creo, Construyo para ti”, Monserrat Díaz expuso en su participación: “Este 2020 ha sido un año sumamente grave por la situación de confinamiento de la pandemia del COVID-19 que se ha estado viviendo, nos ha puesto en un límite en que la violencia se ha exacerbado, y no se tiene claridad, porque por el confinamiento y la situación económica no se denuncia, no se acude a las instancias pero además no hay una cultura de la violencia”.

Monserrat Díaz informó que de acuerdos con datos oficiales, México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil a nivel mundial, con 5.4 millones de víctimas. El 60% de los agresores viven en el entorno cercano: padres, padrastros, tíos, vecinos, y primos entre otros. Refirió que por cada 100 denuncias interpuestas ante las fiscalías generales de los estados por abuso sexual infantil, apenas 10 llegan a juicio, y sólo una obtiene sentencia.

“Seis de cada diez agresiones se dan en el hogar, y las víctimas conviven con el victimario”.

Mencionó que la Procuraduría a su cargo tiene registros que de enero a octubre se han cometido 41 actos de abuso sexual, pero este número “es mínimo. Aunque a mí las cifras no me gustan en términos alarmistas, sí sirven para contextualizar, para establecer políticas públicas. Lo que se vive en el país, estado, municipio es grave y delicado. Estos casos rompen familias, relaciones humanas y no permiten que haya un crecimiento”.

Al hacer uso de la voz, la abogada de la Procuraduría Municipal, María de la Paz Sánchez, señaló que las instituciones tienen un arduo trabajo de llevar información a los niños, niñas y adolescentes para romper el silencio de los abusos sexuales. Para evitar que más menores de edad sean víctimas, es necesario que los padres y madres enseñen a llamarles a las partes íntimas por su nombre; cuando les hablen de la sexualidad, que sea forma natural, y explicarles que hay secretos positivos y negativos.