8 de Diciembre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Minimizan afectaciones

La tala está perfectamente controlada por las autoridades, dice el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible

Se trabaja para concientizar a los lugareños y comerciantes de madera sobre la importancia de su aprovechamiento sustentable

Amaranta Rivas

Xalapa

El integrante del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible AC, Enrique Trujillo Rosas, negó que las actividades del hombre y el desarrollo urbano en la región de Perote estén acabando con los recursos naturales del bosque de esta montaña.

Luego de que pobladores y otros ciudadanos que atienden el cuidado ambiental han denunciado reiteradamente el paso constante de camiones cargando grandes cantidades de manera en la zona para uso comercial, Trujillo Rosas aseguró que esta actividad está perfectamente controlada por las autoridades.

El especialista en temas ambientales comentó que esta Área Natural Protegida (ANP), Cofre de Perote, sufrió en 1998 un incendio muy grande y que para 2009 el área seguía intocable.

“Además de que no existía un proceso de restauración del Cofre, pero tampoco se estaba deforestando, toda vez que el proceso de regeneración se está dando de forma controlada”.

Al participar en el marco del Sistema Permanente de Conferencia del Instituto de Investigaciones Forestal (Inifor), Programa de Educación Ambiental y Restauración Forestal en el Área Natural Protegida, que se realizó en el parque Ecológico El Haya, el especialista explicó que se trabaja para concientizar a los lugareños y comerciantes de madera sobre la importancia del aprovechamiento sustentable de la madera.

“Pero hay que ayudar al bosque. El proceso de restauración son acciones integrales que se deben de hacer más allá de una reforestación; tenemos que hacer obras de acomodo de material de campo, conservación del suelo, brechas cortafuego para proteger lo que hay y tinas ciegas”, expuso.

También mencionó la importancia de colectar semilla para producir una propia planta.

 

Sostuvo que los taladores necesitan alternativas productivas para mantener los bosques: “Aquí hay que sumar esfuerzos, tanto la academia, las instituciones y los silvicultores para cuidar estas áreas naturales protegidas”, concluyó.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO