Maestros cobrarán la factura a partidos políticos

Reforma al IPE, necesaria y bondadosa: dirigente de la sección 56 del SNTE

Con la nueva legislación se eliminaron "jugosas" pensiones de hasta 90 mil pesos que tiene un centenar de burócratas

Naldy Rodríguez

Xalapa

Con más de 30 mil afiliados a la sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el secretario general del gremio, Manuel Arellano Méndez, adelanta que los maestros pasarán la factura a todos los partidos políticos en la próxima elección federal.

Las malas prácticas de los políticos y las agresivas reformas estructurales ocasionarán que los profesores den la espalda a las fuerzas hegemónicas en Veracruz y en el país, advierte a menos de dos meses de que arranque el proceso electoral para renovar la Cámara de Diputados.

"No tan sólo el PRI. Todos los partidos políticos tienen bastante desprecio por parte de la ciudadanía", afirmó el líder magisterial en entrevista exclusiva para El Heraldo de Xalapa, en la que también hizo un análisis exhaustivo de la reforma a la Ley del Sistema de Pensiones del Estado de Veracruz, la cual —dijo— acabará con las "jugosas" jubilaciones de algunos burócratas.

El voto de castigo podría registrarse al tricolor por las agresivas reformas impulsadas desde la Federación, a Acción Nacional por el mal comportamiento de sus militantes y al PRD por su divisionismo y la actitud radical de algunos sectores de ese partido.

Por eso, dice, el partido Nueva Alianza, al cual está afiliada la mayoría de los maestros de su sección, tiene programado contender sólo en la elección de diputados federales que inicia el 7 de octubre.

"El PRI con sus reformas estructurales que no han sido de la simpatía del gran electorado, el PAN con sus videoescándalos, donde los señores se persignan en público y en privado cometen actos atroces", insistió.

Nueva Alianza, recuerda, fue fundado por el SNTE y la sección 56 fue parte crucial en la conformación del partido en el estado de Veracruz. Pero esa fortaleza también se ha convertido en debilidad "porque en el pasado hemos dependido del voto del magisterio".

Como militante del instituto político aliancista, Arellano Méndez asegura que todas las expresiones tienen cabida porque no hay camarillas ni grupúsculos en su conformación.

“Al paso del tiempo hemos participado los agremiados al sindicato, la mayoría de la Sección 56 coincidimos con este partido. Sin embargo, hay un número importante de compañeros que apoyan a otros partidos políticos".

En ese contexto, adelanta que la próxima renovación del partido dejará buenos dividendos, porque "quien asuma la dirigencia va a realizar las cosas de mejor manera".

—¿Hay liderazgos en Veracruz para la renovación estatal del partido?

—Sí hay muchos compañeros y compañeras que tienen el perfil. Sin embargo, será el Consejo Estatal del partido el que decida como órgano de gobierno quién será no tan sólo el presidente, sino el también el comité en pleno.

Ponen fin a jugosas pensiones en Veracruz

Al reconocer que el Instituto de Pensiones del Estado atraviesa un grave déficit de dos mil millones de pesos, el dirigente de la Sección 56 del SNTE destacó que la reforma al sistema de jubilaciones en Veracruz es una medida poco popular, pero necesaria.

"Había que actuar de inmediato porque el peligro de un colapso era inminente. La primera premisa que demandamos es que se le diera viabilidad financiera y jurídica a la institución, así se hizo y se garantiza el pago de pensiones a los trabajadores en activo".

La nueva ley también permitirá poner un alto a las pensiones desmesuradas que gozaban algunos cuantos burócratas que antes de jubilarse se elevaban el salario hasta a 90 mil pesos.

Son pocos los que gozan de esas jubilaciones, apenas un centenar; sin embargo, lastimaban y "mordían" el presupuesto estatal, asegura Arellano Méndez.

"Con el fin de parar este saqueo al IPE, decidimos poner un tope y un salario regulador.

Tenemos conocimiento que algunos funcionarios de la alta burocracia de manera repentina se aumentaban los salarios para llevarse una pensión muy elevada".

Ahora la nueva ley establece un tope máximo para que un trabajador al servicio del estado pueda jubilarse con 26 salarios mínimos; es decir cerca de 55 mil pesos mensuales.

"Pusimos un freno a esta sangría que había de recursos del IPE. Es muy bajo (...) pero con los pocos que hay le pegan una mordida al IPE", insiste sobre la reforma que presentó el gobernador Javier Duarte de Ochoa a propuesta de este sindicato que realizó más de 11 foros con especialistas y jubilados

La desbandada llegó a la sección 56 por parte de 500 profesores que se oponen a la armonización de la reforma educativa y ahora a la nueva ley de pensiones; sin embargo, son más los que se han afiliado en los últimos dos años, casi dos mil, afirma el maestro rural de profesión.

En estos momentos, agregó, la dirigencia a su cargo inició una etapa de información a sus 30 mil agremiados para que conozcan las bondades de la nueva ley, la cual contempla que los maestros con menos de tres salarios mínimos no hagan aportaciones y que una pensión pueda heredarse al cónyuge.

"Estoy seguro que la gran mayoría va a estar de acuerdo. No vamos a convencerlos, vamos a orientarlos. Habrá un grupo de compañeros que legítimamente no esté de acuerdo, pero eso es la democracia, no nos espantamos ni rehuimos a ese escenario político".

Otra premisa que cumplió la reforma es que los trabajadores en activo no tuvieran ninguna afectación, es decir que se respetaran los derechos adquiridos de los trabajadores de la educación.

Al final se obtuvo, resume el líder sindical, un régimen solidario y de reparto, con beneficios definidos para los trabajadores al servicio del estado.

"Cerca de 50 por ciento de los trabajadores no cotizará, los futuros jubilados serán solidarios con quienes menos perciban, quienes reciban menos de tres salarios mínimos quedarán exentos de la cotización", aduce.

Con 14 años en la vida sindical magisterial, añade que también se mantuvo su petición de decir no a las cuentas individuales, porque esta medida sí disminuye el salario hasta 40 por ciento.

Para recuadro

Pactan con Gobierno de Veracruz

Un programa de vivienda y un bono de dos mil pesos son algunos beneficios que recibirán en breve los afiliados a la sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Después de varias gestiones con el Gobierno de Veracruz, la dirigencia sindical logró que el titular del Ejecutivo implemente acciones para dotar a los maestros de casas dignas. En una primera etapa se destinarán 100 millones de pesos al programa.

Otro beneficio obtenido es que cerca de 11 mil profesores homologados reciban un bono de dos mil pesos, pues no habían sido contemplados por la Federación.