8 de Diciembre de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

De menos de 3 hectáreas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Productores de cultivos nativos, sin apoyo de gobierno              

VERÓNICA HUERTSA/AVC NOTICIAS

XALAPA

La ausencia de políticas públicas que ayuden a continuar la siembra de maíz con productores que tienen menos de tres hectáreas, ha ocasionado la perdida de cultivos nativos, y la pobreza de familias que al perder su plantío se ven obligados a comprar la semilla a un costo alto, pero además hay migración de jóvenes del campo a la ciudad señaló el chef del Centro de Investigación Gastronómica de México, Arodi Orea Velázquez.

Los “pequeños” productores de maíz, dijo el investigador no entran a programas federales de ningún tipo, porque tienen menos de 3 hectáreas y para poder ser beneficiario de un apoyo del gobierno deben contar con una mayor cantidad de tierra.

“Son productores con un cuarto de hectárea que es con lo que se alimentan en el año, entonces cuando se les pierde la cosecha de chiles, el café, el maíz, los frijoles, lo que hacen es comprar híbridos, porque si no tienes para cosechar, ¿Qué haces para comer? Compras No hay políticas públicas que los protejan” expuso.

Refirió que el maíz criollo de México prácticamente ha desaparecido, con las importaciones de semillas para sembrar, lo que ha contagiado a las plantas nativas de plagas que necesariamente requieren el uso de químicos que, a su vez, matan otros cultivos como los quelites y el acuyo.

“Se necesitan generar políticas públicas…(SIC)… Al productor no le da para cultivar, menos para venderlo; hay un abandono del campo cómo no te pagan bien, te vas a la ciudad, o los padres están buscando que los hijos estudien, que tengan mayor calidad de vida, no se queden a sufrir, y esas generaciones ya no regresan a trabajar al campo” afirmó Orea Velázquez tras una investigación de 10 años en municipios de Veracruz.

Finalmente, explicó que, al no haber maíz criollo y otras semillas nativas, en las comunidades las familias con recetarios para elaborar comidas mexicanas han constatado que los maíces híbridos ofrecen otros sabores a los guisos.

“Muchas de las semillas, cómo el maíz hibrido no se puede utilizar para cocinar ciertas comidas, ellos me dicen de las masas, si usan un hibrido no les salen ciertos tamales, necesitan el maíz criollo para que cocinar lo que antes se comía, y ahora, por eso hemos perdido comidas” finalizó.


LO ÚLTIMO EN EL HERALDO