Disculpa pública, parteaguas

Disculpa pública, parteaguas

 

 

 

 

 

Sin embargo, persiste la desaparición de personas.

Redacción

Poza Rica

La disculpa pública ofrecida este día por los gobiernos estatal y municipal a los familiares de tres jóvenes desaparecidos por elementos de la entonces Policía Municipal de Papantla en marzo del 2016, representará un parteaguas en materia de atención a los casos de desaparición forzada, consideró Juan Carlos Trujillo Herrera, integrante del Colectivo ‘María Herrera’.

“El hecho de que se reconozca en los municipios, con el presidente de Papantla, que se haya obligado, en donde era algo que no se quería reconocer, es un paso significativo y es un hecho que puede marcar precedentes; esperemos que funcione de esa manera, y que se entienda en los municipios aledaños que el participar, o permitir, como instituciones que la gente siga desapareciendo tendrá un costo político”, explicó.

Manifestó que este paso sienta un precedente que no se ha podido alcanzar con la propia aprobación de la Ley General de Desaparición Forzada, de la cual se esperaba que tuviera ese peso, y “no ha sucedido de esta manera”, mencionó.

Por otro lado, señaló que si bien el actual gobierno federal ha ofrecido disculpas de carácter público, no solo en Veracruz, sino en diversas partes del territorio estatal, “la realidad es que la gente sigue desapareciendo”, por lo que se espera que a partir de ahora se puedan implementar las medidas necesarias para evitar esta problemática.

“Hay disculpas públicas por la etapa anterior, pero la gente sigue desapareciendo en la actual administración desde Veracruz y en todo el país”, remató, quien estuvo en Poza Rica junto con los integrantes del Colectivo de búsqueda de personas desaparecidas ‘María Herrera’, en una capacitación impartida por antropólogos, a fin de contar con más elementos para realizar la búsqueda de familiares víctimas de desaparición.

4 b.- este paso sienta un precedente que no se ha podido alcanzar con la propia aprobación de la Ley General de Desaparición Forzada.

Comentarios