Tránsito, otra vez lo mismo

Tránsito, otra vez lo mismo

 

 

 

 

 

Abandonan sus funciones por cometer verdaderos atracos ante la falta de oficio de su delegado Jesús Ortigoza Pérez.

María Elena Ferral

Poza Rica

Agentes de la Delegación de Tránsito y Seguridad Vial, encabezados por su titular, Jesús Ortigoza Pérez, son acusados por automovilistas de realizar operativos con el único fin de extorsionarlos, a cambio de no obligarlos a pagar multas por infracciones que han cometido, lo que ha generado una condena social generalizada, pues mientras a los oficiales se les ve infraccionando unidades de transporte público, descuidan sus funciones en materia de vialidad, lo que ha generado un hartazgo social.

Por lo que las quejas ciudadanas abundan y acusan a Ortigoza Pérez, pues señalaron que nada pueden hacer por liberarse de las arbitrariedades y abusos de los agentes de Tránsito que junto con el comandante Alejandro Rodríguez Callejas, realizan operativos y montan retenes en diversos puntos estratégicos, en donde pretenden infraccionarlos por cualquier motivo y para obligarlos a pagar enganchan sus unidades con las grúas, por lo que la situación ya es insostenible, mientras que los elementos de Transporte Público, deben realizar tareas viales que no les corresponden.

Pedro Ricaño Juárez, operador de una unidad de carga, dijo que, constantemente, acude a Poza Rica a entregar mercancía, pero es obligado a pagar cierta cantidad para poder entrar a la ciudad. Otro conductor más, de nombre, Ángel Rodríguez, quien presta el servicio en la modalidad de pasajeros, fue objeto de una infracción por personal de Tránsito, que aplica funciones que no son de su competencia, ya que usurpan funciones de Transporte Público, lejos de cumplir con su trabajo vial, argumentando que no hay personal suficiente y cómo va a alcanzar, si estos andan dedicados a la extorsión lejos de cumplir con su trabajo.

Por lo que ante los hechos que a diario se registran, ciudadanos de esta ciudad externaron su preocupación por elementos en gobiernos anteriores, con presuntos hechos de corrupción y que hoy están de regreso en la Delegación de Tránsito del Estado, en donde aseguran que continúan incurriendo en las mismas prácticas, como es el caso del mismo delegado, Jesús Ortigoza, del comandante Alejandro Callejas y del exdelegado de Tránsito en Gutiérrez Zamora, Bonifacio García Sampayo.

La corrupción es la norma en la Delegación de Tránsito del Estado en Poza Rica, la cual se ha acentuado desde la llegada de Jesús Ortigoza Pérez, donde el comandante Alejandro Rodríguez Callejas y sus elementos son mercaderes que ofrecen perdón a cambio de extorsiones, el temor entre los automovilistas es generalizado, al grado de que los conductores les temen más a los agentes de Tránsito que a los mismos asaltantes, por lo que ya alistan protestas para que sea cesado Chucho Ortigoza y ‘su pandilla’, quien llegó al cargo por un favor político.

Sabiéndose protegido, políticamente, el delegado de Tránsito, Jesús Ortigoza Pérez, a través del jefe de Servicios, Alejandro Rodríguez Callejas, les exige a sus elementos ‘moches’ y dádivas, por lo que sus ingresos derivados de la corrupción se van incrementando día con día, rebasando las simples cuotas, a través de los operativos y puestos de control amañados, convirtiéndolos en un ‘jugoso negocio’, pues se sabe bien apadrinado por una mafia que busca poder, bajo el cobijo y ceguera del director estatal de Tránsito del Estado. 

Las extorsiones de parte de los agentes de Tránsito en las calles, siguen siendo ‘un botón de muestra’ de la corrupción que viven algunas de las instituciones de distintos niveles de gobierno en nuestro país; la mayoría de los titulares de las dependencias, sino es que todos, son producto de favores políticos, ese es el factor del nombramiento de los delegados de Tránsito del Estado en Poza Rica y en el resto de los municipios veracruzanos, mientras que los automovilistas tienen que sufrir las consecuencias.

Comentarios