Celebran misa por las personas desaparecidas

 

 

 

 

 

 

JOSÉ JUAN GARCÍA/AVC

VERACRUZ

El párroco y los vicarios de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Veracruz celebraron una eucaristía a puerta cerrada por las personas desaparecidas en la zona conurbada y en los demás municipios del estado.
Durante la misa, el presbítero Víctor Manuel Díaz Mendoza pidió por las familias de los desaparecidos para que encuentren la fortaleza y el consuelo en Dios.

“Por todas las familias, especialmente por las familias de los desaparecidos, Dios sea su fortaleza y su consuelo y tengan pronto una gran respuesta a su inquietud, a sus interrogantes”, expresó.

En entrevista, Díaz Mendoza recordó que la Diócesis de Veracruz dedica una misa a las personas desaparecidas cada primer domingo de mes desde hace casi tres años.

El vocero de la Diócesis de Veracruz mencionó que la emergencia sanitaria ha impedido que la misa por las personas desaparecidas se celebre en público desde hace cuatro meses, pero resaltó que se transmite a través de las redes sociales.

“Para que estemos apoyándolos, ayudándolos, con la esperanza y en el perdón; fue una iniciativa de común acuerdo con ellos que venían, platicaban, entonces decidimos que el primer domingo de cada mes se celebrara al mediodía, y nosotros ahora que se tiene de manera privada la celebración la pasamos a las 10 de la mañana”, agregó.

Por otra parte, el sacerdote dijo que la Diócesis de Veracruz respalda el uso del cubrebocas como medida de prevención para tratar de evitar el contagio del coronavirus.

Víctor Manuel Díaz Mendoza aseguró que los templos católicos se mantendrán cerrados hasta que disminuya el riesgo de contagio del coronavirus.

“Toda iniciativa que ayude a que esto se prevenga, la Iglesia lo ve con buenos ojos”, añadió.

 Finalmente, Díaz Mendoza consideró como justa la demanda de empresarios y de trabajadores que piden la reapertura de los negocios, ya que llevan cuatro meses con actividad económica como consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.