Comercios no esenciales recurren a STPS

 

 

 

 

 

 

Para recibir permisos de reanudación de actividades.

José Juan García/AVC

Veracruz

Inspectores de la Dirección de Comercio del ayuntamiento de Veracruz llevan suspendidos unos 80 establecimientos esenciales y no esenciales en la ciudad desde marzo pasado a la fecha por incumplir trámites ante esa área y por no acatar las recomendaciones de la Secretaría de Salud. Al respecto, el director de Comercio del ayuntamiento de Veracruz, Jesús Sanz Barradas, dijo que los operativos se mantienen en la ciudad para verificar que los establecimientos esenciales y no esenciales cumplan con las disposiciones de la Secretaría de Salud. “Los operativos empezamos desde marzo, se hicieron todas las acciones pertinentes, cerramos alrededor de 80 negocios esenciales, no esenciales, algunos por no cumplir con las normas de higiene y otros por no cumplir otras cosas con nosotros, de marzo a la fecha”, expresó. Sin embargo, el funcionario municipal refirió que dueños de comercios no esenciales recurren a la Jurisdicción Sanitaria número VIII y a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con la finalidad de que les otorguen un permiso para reanudar sus actividades en la fase de la semaforización epidemiológica bajo el argumento de que ofrecen servicios a empresas esenciales. En ese sentido, el entrevistado comentó que encontraron tiendas de telas o papelerías que cuentan con ese tipo de autorizaciones por parte de la Jurisdicción Sanitaria número VIII y la STPS, por lo que la autoridad municipal no les puede obligar a cerrar. “Nos hemos encontrado con algunos casos que tienen ya un papel que les ha dado la Secretaría del Trabajo, porque a lo mejor no son esenciales directamente, pero son esenciales para empresas esenciales, como el tema de las telas, papelerías, eso es lo que nos hemos encontrado”, puntualizó. Por último, Jesús Sanz Barradas mencionó que un colaborador de la Dirección de Comercio, a quien se envió a su domicilio al inicio de la emergencia sanitaria por ser población de riesgo, perdió la vida por el COVID-19.