A PUNTO DE LINCHARLO POR ACCIDENTE

A PUNTO DE LINCHARLO POR ACCIDENTE

El ebrio conductor impactó a un Tsuru, dejando tres heridos e intentando huir

 

Manuel Monroy

Veracruz.- Habitantes de la colonia Reserva Uno estuvieron a punto de linchar a un ebrio conductor quien provocó un fuerte choque contra otro coche en la esquina de las calles Ave Lira y Mirlo para después intentar darse a la fuga dejando saldo de tres personas lesionadas y un niño en estado de shock.

Cerca de las 18:00 horas, Hugo Guevara Aldazaba, de 47 años, conducía su coche Nissan Tsuru acompañado de una mujer de 23 años y un niño de aproximadamente seis años por las calles de la colonia Reserva Uno, al norte de la ciudad.

Lo hacía por la calle Mirlo en dirección a la avenida principal de la zona para incorporarse a la otra colonia, pero al llegar al crucero de la calle Ave Lira, fue impactado por un coche Ford Fiesta gris de modelo reciente manejado por José Óscar López Peregrina, de 45 años, quien presuntamente se encontraba en estado de ebriedad.

Y es que al llegar a la esquina, el tripulante del coche gris no hizo alto total y por el contrario pasó a velocidad excesiva colisionando con el coche Nissan. Resultado de la embestida, el auto Tsuru impactó contra la fachada de una casa mientras el presunto responsable huía chocando con todo lo que se encontraba a su paso.

Sin embargo, los testigos de lo ocurrido persiguieron al temerario hombre, unos en motocicleta otros corriendo deteniéndolo metros adelante, en la esquina de la calle Mirlo y avenida Tarimoya. Incluso, su desbaratado coche ya no avanzó más, pues había partes de la carrocería atoradas en la parte inferior.

Minutos después llegaron los paramédicos de la Cruz Roja para atender a Hugo Guevara y el copiloto, identificado como Mari Susy Montes Sánchez, de 23 años. Además, un niño aproximadamente seis años fue valorado por los socorristas, pues no paraba de llorar y estaba muy asustado.

Los vecinos de la cuadra increparon y jalonearon al presunto responsable, pues trató de huir para evitar su responsabilidad. Al final llegaron los marinos navales quienes tomaron en custodia al borracho conductor quien prácticamente no podía sostenerse.

Los heridos fueron llevados a diferentes hospitales en tanto que López Peregrina fue llevado a la delegación de Tránsito del Estado quedando a disposición del jurídico, quien determinará si lo remite al Ministerio Público o se compromete mediante la empresa aseguradora hacerse responsable de los gastos médicos y materiales que originó.

Comentarios