EBRIO MATA A NENA DE TRES AÑOS

 

La tragedia se suscitó en la carretera Chote-San Andrés, donde una familia fue embestida por una camioneta Chevrolet, que era conducida por un conductor ebrio, mismo que fue capturado por vecinos y entregado a las autoridades municipales.

El lamentable suceso ocurrió en dicho tramo carretero de orden federal, a la altura de la comunidad Emiliano Zapata. En dicho lugar la ahora occisa caminaba por la banqueta en compañía de su mamá y sus dos hermanos, cuando fueron arrollados por una camioneta Chevrolet, color gris, que porta las placas de circulación XV-94-746 del estado de Veracruz.

Dicha unidad era conducida por Mauricio de Luna Hernández, de 39 años, con domicilio en la congregación Rafael Rosas, mismo que se encontraba totalmente alcoholizado, por lo fue llevado a los separos de la Policía municipal y quedó a disposición del Ministerio Público (MP) del fuero común.

La infante que perdió la vida en el lugar de los hechos fue identificada con el nombre de María Fernanda Santes Jiménez, de tres años, quien se dijo iba acompañada de su madre, la señora Rosalba Santes, de 34 años, de su hermano, Fernando Tiburcio Santes, de nueve años, y de Dulce Valentina Santes Jiménez, de sólo dos años, quienes fueron embestidos por la unidad automotriz.

Socorristas de Protección Civil (PC) y al mando de Leopoldo Moreno Mora, director de esta dependencia acudieron al llamado de emergencia hecho por los vecinos del lugar, quienes les reportaron que una familia entera había sido atropellada por una camioneta y que estaban muy delicados de salud.

Ante los hechos reportados, de inmediato llegaron al sitio elementos de la Policía municipal y Paramédicos de la Cruz Roja, quienes se unieron para auxiliar y llevar a las tres personas lesionadas de urgencia al Hospital Civil de este Municipio, quienes quedaron bajo observación médica, igualmente preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) apoyaron en la labores de auxilio y vigilancia para evitar otra tragedia.

Arribando posteriormente personal de la Agencia Primera del MP a cargo de Ubaldo Flores, acompañado de Rosendo Castillo de los servicios periciales, quienes dieron fe del deceso de la menor. Sus restos fueron trasladados al anfiteatro de funerales El Edén para la necropsia de rigor.

Testigos manifestaron que la camioneta prensó a la niña contra un poste propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, (CFE), por lo que quedó desfigurada del rostro y resultó con múltiples fracturas en su cuerpo.

Igualmente, se debaten entre la vida y la muerte; el menor Fernando Tiburcio Santes, ya que presenta traumatismo craneoencefálico, junto con su hermana Dulce Valeria, debido a las lesiones internas.

Tomó conocimiento el primer oficial Ricardo Mejía a bordo de la unidad 13034 de la Policía Federal de Caminos de este terrible accidente.

Comentarios