Daños cuantioso deja incendio de bodega

 

Los hechos que alarmaron a un sector de la población se dieron poco después de las 13:00 horas en la parte superior de una bodega localizada en la calle Hernán Cortes entre Calle Uno y Miguel Ángel de Quevedo de la colonia 21 de Abril.

Los primeros reportes señalan que un hombre presuntamente prendió fuego a un montón de madera revuelta con pedazos de vidrio de botellas de licor al pie de la bodega, en la zona del patio. Sin embargo, el fuerte viento que soplaba en ese momento ocasionó que las llamas avivaran y se propagaran en cuestión de minutos.

El posible responsable trató de controlar la situación, pero no lo logró y tuvo que solicitar auxilio al Cuerpo de Bomberos, así como a rescatistas, pues a pocos metros se encontraban los envases de miles de litros y cientos de cajas de licor, tequila y vinos, hecho que pudo ocasionar una tragedia.

Minutos después llegaron gran cantidad de representantes de cuerpos de seguridad y policiacos para apoyar en el siniestro, mismo que amenazaba con extenderse de no ser controlado de manera inmediata. Bomberos municipales de Veracruz, así como inspectores de Protección Civil (PC) arribaron con torreta y sirena encendida e iniciaron las maniobras para sofocar el fuego.

Además, Paramédicos de la Cruz Roja en dos ambulancias, así como elementos de la Policía Estatal (PE) y marinos navales llegaron para cerrar las calles y brindar la atención de los intoxicados que se originaran. Un vehículo negro tipo Jetta que permanecía estacionado cerca de la quema de basura fue alcanzado por las llamas y resultó averiado tras quemarse la mitad de la unidad.

Uno de los encargados del almacén, propiedad de don Polo Hoyos abrió las cortinas de acero para que ingresaran los uniformados y bomberos y se llevaron tremenda sorpresa al notar que el fuego se propagaba en la parte inferior de un tanque de varios miles de litros por lo que evacuaron a personas rápidamente para evitar una tragedia mientras los bomberos combatían a chorros de agua la poca lumbre que quedaba.

En torno a los hechos, los trabajadores del lugar se mostraron herméticos y prefirieron guardar silencio, pues serán las autoridades quienes determinen si tienen responsabilidad por el siniestro o se trató de un accidente. La Cruz Roja señaló que no tuvieron a ningún intoxicado o herido que atender, permanecieron a la expectativa de cualquier emergencia en el sitio.

Comentarios