O   P   I   N   I   O   N/ Se puede ser honesto con el Fondo de Reconstrucción

O   P   I   N   I   O   N/ Se puede ser honesto con el Fondo de Reconstrucción

 

 

Por: Mario Javier Sánchez de la Torre.

    - Se puede ser honesto con el Fondo de Reconstrucción

      Muy importante tema el de cómo se van a distribuir los recursos que tanto el sector público como el privado y las diferentes instancias internacionales (personalidades, gobiernos e instituciones), aporten al fondo para la reconstrucción de lo sucedido a gran parte de nuestros compatriotas, debido a los sismos y huracanes que se presentaron durante el pasado mes de septiembre.

    Tema sin lugar a dudas de una gran trascendencia no solo por el objetivo a que se destinarán estos recursos, sino también por la oportunidad que la situación representa para el desprestigiado gobierno actual de nuestro saqueado país, de si realmente lo desea y le importa, reivindicar su prestigio ante todos los mexicanos.

    Cómo lamentablemente es del conocimiento de todos los habitantes de México, la desprestigiada autollamada “clase política” que lleva a cabo sus obscuras actividades dentro del territorio nacional, por sus acciones, en especial las que efectúa en el Congreso de la Unión, como el no desaforar a sus integrantes que ya está comprobado son unos pillos, pues en algunos casos hasta han sido inhabilitados por las contralorías de las entidades federativas que supuestamente “representan”, en donde podemos citar como ejemplos a no seguir, algunos de los integrantes de la diputación veracruzana. Por estas acciones los debemos considerarla o por lo menos así parece, que están en contra de la población mexicana. Pues de no ser así, su comportamiento seguramente sería muy diferente al que tienen y llevan a cabo en todas sus actividades.

    Hasta la fecha la cantidad oficial que ha dado a conocer el Gobierno de la República como presupuesto para reconstruir lo devastado, es de 37 mil millones de pesos aproximadamente, cantidad de recursos que no sabemos si se tienen o se piensan conseguir. Pero independientemente de este cálculo, desde los primeros días de esta desgracia han llegado o por lo menos así lo han anunciado, donativos de parte de instituciones internacionales, así como de personalidades del mundo del espectáculo, del deporte y otras actividades, para ayudar en la reconstrucción. Situación que definitivamente se agradece, y que se debe sumar a las aportaciones “desinteresadas” que en forma totalmente “espontánea” han anunciado que harán algunos de los partidos políticos que operan en este país.

    Fondo para la reconstrucción que seguramente llegará a tener una cantidad importante de recursos, pero que por el alto grado del índice de corrupción que se da en el ámbito del servicio público mexicano, además de las trabas legales que hay para que éstos puedan destinarse legalmente para lo señalado, por el momento no se sabe cómo se podrán manejar y lo más importante y delicado, quien o quienes lo deberán hacer, para que estos dineros se manejen con la transparencia adecuada.

    Por el momento hay dos propuestas que suenan interesantes para poder manejar estos dineros en forma que la legislación actual lo permita y también, que es lo más importante, con transparencia. Por un parte el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y posiblemente el abanderado del partido tricolor para ocupar la Presidencia de la República, José Antonio Meade Curibreña, propone al Instituto Nacional Electoral (INE), la creación de una subcuenta especial en el Fondo de Desastres Naturales (FODEN) a donde puedan depositarse los recursos a los que renuncien los partidos políticos y desde ahí operarlos. Por otra parte el director general del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), Juan Pardinas, consideró que hay que aprovechar los avances tecnológicos para fortalecer la rendición de cuentas y la transparencia, con los recursos para la reconstrucción. Durante la presentación del Índice de Información Presupuestal 2017 (IIPE), dijo que hay aplicaciones tecnológicas que permiten hacer el seguimiento de todas las transacciones bancarias con transparencia, con información georeferenciada. No se tiene autoridad para mover el dinero, pero se conoce el monto real, de cómo se gastó, a quién se le entregó y en que lo utilizó. Esta aplicación se puede utilizar para saber a que ciudadanos afectados se les entregó en dinero y en que lo gastaron. Como se aprecia en lo citado, si se quieren hacer bien las cosas, existen los elementos tecnológicos para lograrlo, es cuestión de tener lo que llaman “voluntad política” en otras palabras, querer ser honestos. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@hotmail.com (Fech. Púb. Vier. 6-octubre-17)

 

    

Comentarios