Salvador Muñoz - Mimí, la bombero

 

 

II

 

El pasado viernes, un grupo de vecinos de Teocelo bloqueó los accesos a la cabecera municipal. El motivo: protestaban porque según ellos, la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas no da mantenimiento a las carreteras de la zona.

Entre sus señalamientos acusaron que dicha dependencia sólo lleva maquinaria pero no repara nada.

Los dos tramos bloqueados eran en Zimpizahua, en la carretera a Xico; y el otro, en la entrada a Teocelo hacia Xico.

Aun cuando autoridades de la Secretaría de Gobierno y de la misma SIOP acudieron e iniciaron pláticas con los inconformes, las horas pasaban y el bloqueo continuaba.

 

III

 

—¿Ya sabes quién va a ser el candidato a diputado federal?

—¡Pues sí! ¡Yo!

—No, ¡ya te la ganaron!

—¿Quién?— preguntó el intrigado político ante el beneplácito de un peroteño que había logrado capturar la total atención de su interlocutor a la vez que generó la intriga…

—Mimí…

Y soltaron la carcajada ante la estupefacción generada en el joven político.

—Nooo… ¿cómo crees? estoy trabajando en el distrito y te digo que no— respondió un Antonio Gómez Anell, quien aún sueña con ser el candidato a diputado federal por Coatepec, sin embargo…

 

IV

 

Hubo diálogo, plática, compromisos y promesas, pero los vecinos de Teocelo nomás no aflojaban y mantenían su bloqueo, y entonces, ¡el Mimí-lagro!

La secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, se comunicó vía telefónica con los inconformes a quienes se dirigió a través de la radio de Teocelo.

A través del altavoz, informaba que el secretario de Infraestructura y Obra Pública, Gerardo Buganza Salmerón, los iba a recibir este miércoles 12, al mediodía en las instalaciones de la SIOP.

—Hablé con el señor secretario para que nos determinara ya una audiencia y pudiéramos revisar el asunto de Teocelo, el secretario nos está indicando que será para el miércoles, en la ciudad de Xalapa.

Y para rematar la llamada, conminó a sus paisanos a desbloquear los tramos carreteros:

—Les pido que me apoyen y el miércoles estaremos juntos, ya para la revisión en virtud de que las empresas que estuvieron encargadas tuvieron algunos problemas y están retomando este asunto, y yo también me estoy sumando al comité como se los ofrecí. ¡Y el Mimí-lagro se dio!

 

V

 

Por supuesto, en dicha fiesta no cayó en gracia para nada la broma, Gómez Anell sabe que falta mucho y tiene tiempo para que la circunstancia se acople a su constancia y conciencia, dijera Alemán.

Por supuesto, en la Secretaría de Gobierno tampoco cayó en gracia que nomás como por arte de magia, apareciera Mimí con un telefonazo y resolviera un conflicto que por horas, no se podía resolver y más cuando un día antes se había programado ya una serie de trabajos en la zona de conflicto, para algunos funcionarios estatales dicho problema parecía un incendio ¡provocado por el mismo bombero!

Comentarios