En 21 meses

En 21 meses

 

 

 

Gasto en burocracia y servicios en Veracruz aumenta 5 mil 700 mdp

Los decretos de austeridad para el gobierno de Veracruz de poco han servido.

FLAVIA MORALES/AVC

XALAPA

Los decretos de austeridad para el gobierno de Veracruz de poco han servido para frenar el aumento en el pago de salarios, rentas de edificios, coches, y viáticos, revelan informes de finanzas que dan cuenta de un aumento de cinco mil 771 millones de pesos en el gasto en los últimos 21 meses.

Los informes trimestrales del gasto de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) señalan que aun cuando el Congreso local aprueba un presupuesto austero, a lo largo de los meses las ampliaciones al gasto de las dependencias se realizan con escasos niveles de control.

El 21 de marzo del 2017, el gobernador Miguel Ángel Yunes publicó el Programa de Reducción del Gasto para el Rescate Financiero de Veracruz 2016-2018, en el cual señalaba que las finanzas públicas del Estado deberían estar apegadas a un criterio de racionalidad y de estricta disciplina fiscal, de manera que para cada año el nivel de gasto que se establezca en el presupuesto de egresos sea igual o inferior a los ingresos previstos para el mismo ejercicio fiscal (http://juridico.segobver.gob.mx/decretos/Vigente266.pdf).

Sin embargo, los informes trimestrales de finanzas revelan un aumento en los últimos tres presupuesto de 3 mil millones de pesos en salarios, de 753 millones de pesos en materiales y suministros y mil 950 millones de pesos en servicios generales.

Por ejemplo en 2018, la Secretaría de Finanzas autorizó ampliaciones presupuestales por mil 614 millones de pesos a servicios personales que engloba: sueldos para personal de base y eventual, primas vacacionales, seguridad social, prestaciones sociales y económicas, y estímulos para servidores públicos

Hay un aumento de 345 millones a materiales y suministros que incluye el material para oficina, alimentos y utensilios. Y un aumento de mil 400 millones de pesos a servicios generales que se integra por agua, luz, telefonía celular, arrendamientos de edificios, de transporte y pago de viáticos.

El decreto de austeridad 2017 hace un exhorto a todas las dependencias de gobierno a ejercer el recurso son austeridad y prohíbe entre otras cosas la generación de plazas vacantes y las suplencias, salvo en condiciones especiales.

También pide a las dependencias y entidades instrumentar medidas de control interno para fomentar el ahorro por concepto de energía eléctrica, telefonía convencional, y queda prohibido el pago de telefonía celular.

Sin embargo, el presupuesto 2018 se contemplan 19 millones de pesos para el pago de telefonía celular, 97 millones de pesos para arrendamiento de equipo de transporte y se realizó la contratación extra de personal eventual para la fortalecer el programa Comienza contigo de la Secretaría de Desarrollo Social.

LAS JUSTIFICACIONES A LOS AUMENTOS

El gobierno justificó en 2017 que el aumento de dos mil 363 millones de pesos al rubro de servicios personales al pasar de 43 a 46 mil millones de pesos, un aumento del 5.38%, se debió a que dependencias y la Secretaría de Educación habían presentado ahorros significativos de 262.9 millones de pesos.

Y señaló que el déficit radicaba en el costo de la nómina magisterial por dos mil 626 millones de pesos que fue cubierto por diversos apoyos de origen federales.

También señaló que el aumento de 26% en materiales y suministros al pasar de 729 a 925 millones de pesos se debía al pago de ejercicios anteriores que incluían alimentos para elementos de seguridad pública, para internos y combustible para seguridad pública.

Además se sumaron 180 millones de pesos de insumos necesarios para el Programa de reordenamiento y regulación del transporte público

En el rubro de servicios generales, donde hubo un aumento del 82% en el gasto, al pasar de mil 790 a más de tres mil millones de pesos, se señaló: “Aun cuando se adoptaron decisiones de moderación del gasto, el rubro presenta un aumento de mil 482 millones de pesos, derivado de la precaria situación en la que se recibió la administración”.

Así, señaló que tuvo que pagar un adeudo de 785 millones de pesos pendientes de energía eléctrica, y el pago de ISR por 450 millones de pesos.

Sin embargo, para 2018 los aumentos continuaron. El segundo informe trimestral del 2018 que engloba del 1 de enero al 30 de junio, señala más aumentos a servicios personales, donde justifica que son por incrementos salariales.

El aumento de materiales y suministros se debe a un mayor ejercicio del gasto en el sector de seguridad pública, como son productos y utensilios alimenticios.

Y el aumento en servicios generales del 211% lo atribuye a al pago de impuestos de ejercicios anteriores adeudados por administraciones pasadas.

Comentarios