Tiembla caso Gina “N”

Tiembla caso Gina “N”

 

 

 

Tras revelación de que no hubo convenios en 2011-2014.

Rafael Meléndez Terán

Xalapa

Si no hubo entrega de convenios a medios de comunicación durante el periodo duartista correspondiente a 2011 al 2014, como se exhibió a través de información entregada por la coordinación General de Comunicación Social (CGCS) yunista, a un ciudadanos a través del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), la exvocera de Javier Duarte de Ochoa, Gina Domínguez Colío, no tiene por qué estar presa por la presunta realización de convenios al margen de la ley que derivó en el supuesto desvío de recursos por más de 105 millones de pesos, como señaló la Fiscalía General del Estado (FGE).

El abogado Fidel Ordoñez Solana agregó que dichos datos públicos podrían ser utilizados por la defensa para poder salir libre.

Y es que después de darse a conocer esa información oficial, recordó que Gina Domínguez Colío fungió como Coordinadora de CS del 2010 al 2013, es decir que se desligaría de las acusaciones que se le hacen por los años 2011, 2012 y 2013, y podría ejercer una defensa más adecuada y firme en el proceso que se le sigue.

Aunque lo más grave del caso es que el asunto de Gina Domínguez está prescrito porque ella dejó de ser funcionaria en 2014 “y la prescripción corre por tres años. Es decir, al momento de su detención ya estaban prescritos los delitos, en el caso de que se pudieran cometer”.

Dijo que la Fiscalía veracruzana se confunde con una reforma que se hizo en el año 2015 a la Constitución General de la República, que no se puede aplicar para aquellos que fueron funcionarios públicos antes de la reforma y obviamente no hay extensión de esos términos.

Es decir, la Constitución de Veracruz no establece la reforma en beneficio de Gina Domínguez, en el sentido que esta prescrita su causa penal. 

“Agréguenle que no obtuvieron las informaciones de la Comisión Nacional Bancaria y que hicieron dictámenes de escritorio, sin analizar si era cierto que había un desvío o si era cierto que se hubieran pagado a los medios de comunicación, que están respaldados porque se les pagó mediante facturas simples, y a partir de 2014 con facturas electrónicas”.

Y es que conforme a lo señalado por el litigante, a Domínguez Colío es agravante también que se le siga un procedimiento por irregularidades en las declaraciones anuales de situación patrimonial del 2009, cuando ella no era servidora pública.

“Está plagado de irregularidades, ella trabajaba en el portal donde era directora, no tenía nada que ver con Gobierno del Estado, por lo que su proceso está prescrito no solo en materia penal, sino también en materia administrativa”, acusó.

Comentarios