Reconoce Bermúdez focos rojos en seguridad

Guadalupe López Espinosa

Xalapa

El secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, reconoció que en el estado hay tres zonas en donde se tiene conflicto con el crimen: Coatzacoalcos, Córdoba-Orizaba y la zona norte, además de que operan tres grupos delincuenciales: Los Zetas, el Cártel del Golfo y el Cártel de Jalisco. 

Eso dijo el funcionario durante su comparecencia en el Congreso del Estado al responder a las preguntas y respuestas de los diputados.

Respondiendo a las preguntas del diputado Alfredo Gándara, con respecto a la capacitación de la Policía, señaló que están empezando a finiquitar a los elementos que no pasaron la evaluación; a la fecha llevan tres mil 500 despedidos y faltan mil 500 más por despedir; dijo que no dejará su cargo si el total de la Policía no es confiable.

Domingo Bahena, del PAN, hizo preguntas relacionadas con la inseguridad y el miedo que genera el fenómeno de las desapariciones, a lo que el funcionario le respondió que en 2010 se enfrentó la gran batalla entre las fuerzas federales y Los Zetas en este estado, “donde circulaban camionetas de manera impune con armas y granadas, y levantaban a cientos de personas, las quemaban, nunca aparecían”, pero junto con la Marina, el Ejército y la PGR se enfrentaron de manera contundente.

Por eso, dijo, en ese año, 2010, en todo el país las cifras de desaparecidos, personas muertas, abatidas y detenidas son alarmantes.

Sobre las desaparición de personas en el estado, indicó que la SSP está apoyando a la Fiscalía en la búsqueda de diferentes lugares en donde pudieran haber sido quemados o enterrados los desaparecidos; asimismo, están deteniendo delincuentes y repeliendo las agresiones.

En cuanto a la inseguridad en el norte del estado, Bermúdez Zurita destacó que en esa zona “tenemos cuatro bandas de secuestradores detectadas, que secuestran niñas, las violan y las matan”.

Agregó que una de esas bandas de secuestradores —el Cártel del Golfo— ha cooptado a muchos policías del norte de Veracruz, por eso el gobernador Javier Duarte instruyó cerrar las fronteras con Tamaulipas. Por la misma razón desde hace dos meses se revisan todos los vehículos que entran por ese estado a Veracruz, evitando lleguen secuestradores y delincuencia organizada.

Igualmente, dijo, se cambió a cuatro policías municipales y se convenció a los alcaldes para que la SSP tomara la seguridad. Cabe resaltar que uno de los policías liquidados era de uno de los comandantes de una banda de secuestradores que la Policía Federal acaba de presentar hace algunos días. Esa banda secuestró y mató al papá y al hermano del cineasta mexicano Alejandro Gómez Monteverde, Juan Manuel Gómez Fernández y Juan Manuel Gómez Monteverde, respectivamente.

Anteayer, además, se detuvo otra banda que va de San Luis Potosí a Naranjos y de Naranjos a Pánuco. Igualmente ya se determinó la localización del ganadero que secuestraron en el norte, así como quién lo cuida, por lo que este crimen no quedará impune.

Garantizó que en breve va a haber una baja de secuestro considerable, pues se ha mandado a los mejores elementos de la Fuerza Civil a encontrar y a poner a disposición esos elementos.

Bermúdez Zurita reconoció que Los Zetas, el Cártel de Jalisco y el Cártel del

Golfo son los tres grupos delincuenciales que están en el estado de Veracruz.

Con respecto a los policías que tienen vínculos con la delincuencia organizada, mencionó que cuando eso pasa y el alcalde pide el apoyo de la Secretaría a su cargo, lo analiza y toma la determinación de entrar con Policía estatal para quitar a esa Policía, “lo hemos hecho ya casi en 60 municipios y seguimos tratando de sumar más policías para que los municipios no tengan esa amenaza del crimen organizado todo el tiempo”.

Sobre los blindajes regionales y por qué no han funcionado en ciertas zonas, puntualizó que de los 10 blindajes regionales que existen han funcionado siete “y tenemos tres que no alcanzan a funcionar como deseamos y esos tres tienen que ver con comandantes de la Policía municipal corruptos o reprobados en su evaluación que tienen vínculos con la delincuencia organizada. Estamos mandando oficios a alcaldes para que quiten a sus comandantes que tengan esos vínculos”.

Con respecto al caso del asesinato del abogado de Coatzacoalcos, Rodolfo Zapata, y sobre el cual le preguntó la diputada Mónica Robles, Bermúdez Zurita manifestó que fue el crimen organizado el que lo asesinó y que todo salió de una celda de un reclusorio.

Mencionó que él le había hecho la invitación de que fuera director del reclusorio y que tuvo información de que días antes de que se formalizara su nombramiento, fue tomado al reclusorio. Dijo también que iba a ser el nuevo director y que iba a poner en orden a un grupo delincuencial que opera en Coatzacoalcos, por lo que corrió a varios custodios, por eso es que hay indicios de que por ahí pudo haber venido la agresión.  

Lamentó la pérdida del abogado que, aseguró, era su amigo, y rechazó que esta muerte sea un mal mensaje para la ciudadanía en cuanto a su libertad de expresión y prometió que va a haber castigo para los culpables.

Agregó que en Coatzacoalcos hay dos tendencias de Zetas: la tendencia del “zeta viejo” que mata y que viene de Tabasco; y la tendencia del zeta que sólo quiere vender droga, pasar desapercibido, no usar armas largas y no hacer enfrentamientos, lo que ha ocasionado que de unos meses para acá se descomponga Coatzacoalcos.

 

Por eso la SSP envió 180 policías más para reforzar Coatzacoalcos, así como la Fuerza Civil y se reforzó con la Policía Naval y mayor tecnología, por lo que ya están bajando los índices delictivos en Coatzacoalcos.

Por todo ello se va a blindar Veracruz con Tabasco, para lo cual ya se firmó el convenio que permite que se pongan retenes y filtros en la frontera entre ambos estados.

Bermúdez Zurita también dio a conocer que a la fecha han sido dados de baja cinco mil policías por vínculos con la delincuencia organizada;  38 fueron a la Seido y a los dos años salieron porque no se les pudo comprobar que efectivamente tuvieran una relación con los narcos que estaban en Xalapa. Este año han dado de baja a 37 policías por malos comportamientos y solamente en siete han encontrado responsabilidad penal.

Comentarios