Zona fronteriza a Cruzada contra hambre

 

El mandatario dijo que como consecuencia de la repatriación de migrantes mexicanos, que al fracasar en su intento de cruzar la frontera, regresan a territorio nacional y enfrentan condición de pobreza.

"Vamos a dedicar esfuerzos especialmente en la frontera norte del país. Vamos a dedicar mayor esfuerzo a las entidades con mayor pobreza, como ya lo venimos haciendo, a los estados de Chiapas, Guerrero, Puebla, Oaxaca, Estado de México, Veracruz", dijo.

Al encabezar un evento con motivo de un año de operación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, también instruyó a la Sedesol a acelerar este programa a fin de llegar a la población objetivo de siete millones de mexicanos que enfrentan pobreza extrema y carencia alimentaria en el país.

Subrayó que de los siete millones de mexicanos que sobreviven en pobreza extrema y carencia alimentaria, tres millones tienen hoy asegurada una mejor alimentación, acceso a programas que les aseguran un mejor abasto alimenticio todos los días gracias a la cruzada.

Indicó que desde su lanzamiento la cruzada tiene por objetivo asegurar la alimentación a siete millones de mexicanos que padecen hambre.

"Para este objetivo no sólo buscábamos asegurar la alimentación, sino también establecer mejores condiciones para el desarrollo de la población en mayor rezago social", comentó.

Recordó la transversalidad de la cruzada, en el que participan diversas dependencias, y que se despliega en 400 municipios del país a fin de garantizar la alimentación de los más pobres y generar condiciones para cambiar de raíz su entorno de desarrollo social para incorporarse a la actividad productiva.

Advirtió que la carencia económica no sólo es condición de las áreas rurales sino también de las zonas urbanas, ya que en las grandes urbes se ubica 41% de la pobreza del país.

Subrayó que 36 millones de mexicanos que viven en zonas urbanas enfrentan pobreza. Recalcó que su gobierno ha comenzado a modificar la orientación de los programas que estaban orientados a las zonas rurales.

El presidente Peña señaló que se mantendrá el trabajo en torno a la pobreza en el campo, pero intensificando la operación en las zonas urbanas donde se concentra dicho nivel de pobreza.

En su discurso, el mandatario comentó que ante las bajas temperaturas que se viven en diversas entidades del país también ha instruido a la Sedesol a poner en marcha un programa, alimentado con recursos del Fonden, para llevar 400 mil paquetes de ayuda, a quienes sufren por el frío.

"Para un gobierno lo que debe ser su mayor prioridad, como lo es para este gobierno, es enfocar sus mayores esfuerzos, su atención a los mexicanos que viven en condiciones de rezago y de pobreza. Lo estamos haciendo a través de distintos programas, en el rediseño de varios instrumentos de la política social que nos permitan cambiar las condiciones de vida de millones de mexicanos", puntualizó.

Dijo que la Cruzada Nacional Contra el Hambre tiene por principal objetivo mover la conciencia de la sociedad mexicana sobre algo que no se hablaba o poco se reconocía: la pobreza en la que vive el país y que padecen 53 millones de mexicanos, además hay siete millones que viven pobreza extrema y no tienen asegurada su alimentación diaria.

"Por eso el llamado a mover las conciencias entre la sociedad mexicana para alertarles de este problema que México enfrenta", señaló.

Comentarios