Otorgar perdón a delincuentes corresponde a víctimas

Otorgar perdón a delincuentes corresponde a víctimas

 

 

 

UV debe dar acompañamiento psicosocial, dice Mayra Ledezma .

Verónica Huerta/AVC

Xalapa

El otorgamiento del perdón a los presuntos delincuentes de desapariciones cometidas por particulares y desapariciones forzadas solo le corresponde darlo a las víctimas y no a las autoridades, afirmó Mayra Ledesma Arronte, investigadora de la Universidad Veracruzana (UV), Dijo que los ciudadanos deben exigir justicia y verdad de los casos de desapariciones y la Universidad Veracruzana (UV) debe promover especialista que den el acompañamiento psicosocial a las víctimas indirectas.

“Debemos dar un paso más allá, no solo exigir justicia, tenemos que exigir justicia y verdad, no puede haber perdón, si no hay justicia y verdad, el perdón es lo último y le corresponde en exclusiva a las víctimas otorgarlo, es una situación absolutamente íntima y personal, lo que nos toca a las instituciones es generar las condiciones”, afirmó.

Dijo que la sociedad no puede aceptar con normalidad los casos de desaparición; sin embargo, no lo hablan porque hay “negación y del miedo” a ser víctimas de este delito.

“Hay que hablar del miedo que existe en la sociedad mexicana en general y en la veracruzana con una historia de cacicazgos, donde vivimos una sociedad profundamente violenta”, expuso.

Refirió que desde la Universidad Veracruzana impulsaron el programa Por una cultura de Paz y quienes trabajan en el tema “estamos cansados de que las cifras sigan aumentando, nada más estás registrando el diagnóstico”.

“Ahora son más muertas, más desaparecidas, más feminicidios, más desapariciones, ahora matan a más gente, ahora extorsionan y cada vez son más cifras y puras cifras”.

Señaló que los ciudadanos deben cuestionar y reconocer la violencia que ejercen en sus relaciones personales, de familia, de trabajo, de vecinos y autoridades. 

Consideró que desde la Universidad se debe promover que especialistas den el acompañamiento psicosocial, que asistan a las colonias y congregaciones donde hay víctimas indirectas del delito de desaparición y feminicidio.

“Gente que pueda trabajar con las víctimas, resarciendo el tejido social. Se requiere un trabajo titánico y a la Universidad Veracruzana le toca formar esas personas y ahí es donde estamos apoyando, colaborando, y generamos espacios de interlocución entre las autoridades y los colectivos de desaparecidos”.

Ledesma Arronte mencionó que la UV y la ciudadanía en general deben involucrarse y ayudar a que las desapariciones no sigan en aumento y apoyar a las víctimas.

“Nos falta mucho como institución veracruzana, hay mucho más que sí podemos hacer y que deberíamos estar haciendo porque todas estas iniciativas acaban siendo más coyunturales, más personales, porque hay intereses personales de que queremos poner el tema en la mesa, pero no hay un política al respecto todavía y allá tenemos que avanzar”, dijo.

Como ciudadanos, dijo la investigadora, hay que abonar a la visibilización, a la responsabilidad y al reconocimiento del dolor de las víctimas directas, porque sus familias fueron laceradas.

“Una desaparición destroza una familia, pero el resto de la población vive con zozobra, nuestros hijos ni están tranquilos en la calle, estamos haciendo un estudio en la Universidad Veracruzana y los estudiantes reforman sus circuitos para llegar a la escuela”, finalizó.

Comentarios