Abigeato sigue imparable

Abigeato sigue imparable

 

 

 

Se quejan ganaderos.

Yhadira Paredes

Xalapa

Los productores de leche de la zona de Acajete, Rafael Lucio y Tlacolulan han sido víctimas de la delincuencia, pues se han registrado de julio a la fecha un total de 25 robos de animales, desde becerros hasta vacas lecheras.

El representante de la Unión Ganadera Local de La Joya, Noé Hernández, aseveró que esto afecta seriamente el patrimonio de los productores, ante la falta de avance en las investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado.

Dijo, además, que muchos de los animales robados van a parar al estado de Puebla, toda vez que en aquella entidad no existe una reglamentación estricta para la movilización de animales.

“Ahorita de julio a la fecha van 25 casos de abigeato, se llevan becerras, becerros, novillonas, a un compañero le robaron sus vacas, tenía ocho vacas le roban cuatro; a otro un semental y cuatro vacas, a otro le desataron unas vacas en la localidad, va en aumento esto. Empiezan jugando con dos becerritos lechones y de ahí se van sobre animales más grandes”.

Noé Hernández afirmó que si bien han presentado las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado, no se registra mucho avance en las investigaciones, toda vez que las autoridades se abocan a otros delitos de mayor impacto.

“Los compañeros que se han visto afectados presentan su denuncia ante su cabecera municipal o ante la autoridad de la Fiscalía, pero hay un desanimo porque no hay continuidad en un proceso. Aunque el abigeato es catalogado como un delito grave, el seguimiento, el proceso, hay otros delitos que se persiguen más rápido, no hay gente disponible para darle seguimiento a las denuncias”.

Lamentó que estos robos ocurren principalmente en terrenos que se encuentran cerca de caminos vecinales o incluso de carreteras, donde la vigilancia policial no está surtiendo efecto, por lo que se pide mayor control.

El representante de la Unión Ganadera de La Joya denunció que gran parte del ganado robado se va hacia el estado de Puebla, porque tal entidad no cuenta con una reglamentación para movilizar animales, pues basta con un documento firmado por un comisariado ejidal para poder transitar.

“El problema es sacarlo de Veracruz, saliendo del estado ya no hay ningún problema”, finalizó.

 

Comentarios