Dan palo a incremento a tarifa de agua en Xalapa

Dan palo a incremento a tarifa de agua en Xalapa

Usuario gana amparo, deberán cobrarle lo justo.

Santiago García

El presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, tendrá que dar marcha atrás al incremento de hasta mil por ciento que aplicó al recibo de agua a uno de los usuarios de CMAS en la capital, luego de que un ciudadano consiguió obtener un amparo que lo protege del cobro desmedido del gobierno morenista.

A la par, un juez federal advirtió al gobierno capitalino que no corte el suministro de agua potable en los domicilios, por ser un derecho consagrado en la Constitución Política de México y en tratados internacionales, pues podría ocasionarle una acción penal al alcalde.

Se trata del ciudadano Raúl Chavarria Lemus, quien promovió el amparo 198/2018 ante el Juzgado Décimo Séptimo de Distrito con sede en Xalapa, quien solicitó la protección de la justicia federal en contra del cobro del recibo de agua por parte de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa.

Desde el inicio del gobierno morenista, los usuarios de CMAS comenzaron a denunciar incrementos en el recibo que iban desde el 100 hasta 500%, pero en algunos casos llegaron a ser hasta del mil por ciento.

Ante esto, algunas personas han decidido proceder por la vía legal, para protegerse de los abusos de la administración encabezada por Hipólito Rodríguez Herrero.

Conforme al tablero de avisos del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes del Consejo de la Judicatura Federal, el ciudadano Raúl Chavarria Lemus reclamó el ilegal y excesivo aumento en el cobro de la tarifa del servicio de agua, drenaje y saneamiento por parte de las autoridades municipales responsables, así como su ejecución, consistente en el corte de dicho suministro.

El quejoso refiere que reside desde hace aproximadamente dos años en el inmueble aludido, con su esposa y sus dos hijos menores de edad, casa en la que se encuentran después del medio día en que regresan de sus labores, por lo que considera que el consumo de agua en su domicilio es mínimo y racional.

Refiere que es usuario de la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento de Xalapa desde el año 2016 y en febrero pasado le llegó un recibo de agua, que incluye el pago de servicio de agua, drenaje y saneamiento, con el que dice no estar de acuerdo, debido a que afirma que hasta diciembre del año pasado pagaba la cantidad la décima parte.

Derivado de su decisión de no pagar este aumento, el Gobierno municipal de Hipólito Rodríguez Herrero a través de la CMAS le advirtió el corte del servicio con la leyenda “próxima limitación por falta de pago”.

Ante ello, el juez federal, tras recibir la promoción del amparo y las pruebas documentales exhibidas por parte que y debido a que se encuentran reunidos los requisitos que exige el artículo 128 de la Ley de Amparo, esto es, que la parte quejosa solicitó la suspensión provisional y considerando que con su otorgamiento no se sigue perjuicio al interés social ni se contravienen disposiciones de orden público, aunado al hecho que el servicio de agua potable es básico y de primera necesidad, según lo dispuesto por el Artículo Cuarto constitucional, procede conceder la suspensión provisional solicitada para el efecto que, de no haber ocurrido, no se materialice el corte de suministro de agua potable.

De esta forma, el ciudadano logró vencer a la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento para que no le corte el suministro de agua potable, hasta que no haya un ajuste adecuado al recibo de agua.

La justicia federal protegió a este ciudadano, pero en caso de haber más personas que actúen de la misma manera estarían dejando a la CMAS sin la posibilidad de cortarles el suministro del vital líquido, como tampoco efectuar los cobros excesivos de los que se vienen quejando los xalapeños.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 11), reconocen el derecho al agua, así como que los Estados participantes quedaron vinculados a garantizar que los habitantes de su jurisdicción tengan acceso al agua potable, de modo que esté a disposición de todos, sin discriminación y económicamente accesible; en tanto que el Artículo Cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos advierte que el derecho al agua potable es fundamental e indispensable para la realización, goce y disfrute de los demás derechos humanos, cuya preservación en cantidad, calidad y sustentabilidad es tarea fundamental tanto del Estado como de la sociedad, por cuanto a que tal derecho está basado en las premisas de un acceso al bienestar de toda la población, sustentado por los principios de igualdad y no discriminación, independientemente de las circunstancias sociales, de género, políticas, económicas o culturales propias de la comunidad en la que se opera, lo que fue parte del argumento del juez federal para dictar su resolución.

Comentarios