Protectores de animales condenan vaquillada

Protectores de animales condenan vaquillada

Evento donde murió una persona lo debió impedir el Ayuntamiento de Teocelo

La alcaldesa Ana Lilia López Vanda ha ignorado reclamos de la población y normatividad vigente

Jorge Morales

Xalapa

La Asociación Civil Educación y Protección Animal de Teocelo El Buen Vivir (EPAT) condenó la vaquillada celebrada el fin de semana en ese municipio y la muerte de una persona, identificada como Edilberto Fernández Patlax, durante la misma.

A través de un comunicado, Beatriz Mora Pale, integrante de la asociación, lamentó que pese a que Teocelo es el primer municipio antitaurino en el país, desde el 15 de agosto de 2012, esto no se respeta.

Incluso, aseguró que la actual alcaldesa del municipio, Ana Lilia López Vanda, ha ignorado a los pobladores que argumentan que las vaquilladas van en contra del bienestar animal, protegido por diversas leyes.

Por eso razón, expuso que la vaquillada del 17 de agosto debió ser impedida por el municipio, incluso solicitando el apoyo de la Policía estatal, “toda vez que es un evento ilegal, prohibido por el reglamento de Protección Animal de Teocelo, publicado en la Gaceta Oficial en marzo de 2013 y que a la letra dice el artículo 3: En el municipio de Teocelo se prohíbe: VII. Las vaquilladas”.

Beatriz Mora insistió en que éstos “son eventos violentos en donde las víctimas son los animales sometidos a maltratos, pero también las personas son víctimas de esa violencia exacerbada hacia los animales, colocándose en un riesgo innecesario y que generan tragedias, como la sucedida el día de ayer (domingo) en el que lamentablemente perdió la vida el señor Edilberto Fernández Patlax, de 38 años de edad, vecino del Barrio de San Pedro de esta comunidad, quien fue embestido por una vaquilla y herido de muerte”.

La animalista dijo que en contraste, durante el evento vecinas y vecinos de la calle 5 de Mayo de Teocelo —en donde se celebró el evento— se manifestaron en contra por medio de carteles colocados “en los frentes de sus casas”, lo que en su opinión reflejaría “el desacuerdo y reprobación respaldada por la gran mayoría de las personas que habitamos en este municipio”.

 

 

Comentarios