Error, desaparecer Casa Museo

Error, desaparecer Casa Museo

Se habrían invertido cerca de siete millones de pesos en la remodelación,  acondicionamiento de salas  y equipamiento

Todo eso sería dinero tirado, opina el exdirector de este espacio, Sabino Cruz

Jorge Morales

Xalapa

El exdirector de la Casa Museo de Xalapa, Sabino Cruz Viveros, consideró que la propuesta de crear una biblioteca virtual en el espacio que ocupaba este sitio, en la calle de J.J Herrera, al lado del parque Juárez, sería una error y se desaprovecharía una inversión millonaria.

En días pasados la directora de Cultura, Educación y Deporte del Ayuntamiento local, Noemí Santa Brito Gómez, informó que en la Casa Museo —actualmente cerrada— se instalará una biblioteca virtual.

En opinión de Sabino Cruz, de concretarse esta idea, se quitará a la ciudad la posibilidad de tener un lugar en donde exhibir piezas valiosas de carácter histórico, pues “Xalapa tiene muchos tesoros culturales, ahí estaban y siguen, a la espera de tener lugar digno”.

Citó que en la Casa Museo se exhibía hasta hace poco el sable y el quepí del militar que luchó en la batalla de Puebla contra los franceses, el exgobernador de Veracruz, Juan de la Luz Enríquez.

También la vajilla completa de Delfina Ortega de Díaz, la primera esposa del expresidente Porfirio Díaz; así como diversos objetos del santo Rafael Guízar y Valencia; y pertenencias del llamado Juanote, como su sombrero, mecapal y cinturón.

Igualmente, había piezas curiosas como una máquina Singer de 1887, revistas de 1950, una cocina “mexicana y veracruzana”, donada por la empresaria Raquel Torres, con todos sus aditamentos.

No obstante, dijo que cuando se cerró la Casa Museo, hace algunos meses, las piezas se devolvieron a los dueños, pues muchas estaban en calidad de comodato e incluso familiares del llamado Juanote que quisieron vender las piezas al municipio no tuvieron respuesta.

Sabino Cruz añadió que el sitio está habilitado y equipado como Museo y se estima que de 2006 a la fecha se le invirtieron unos siete millones de pesos, tanto en la remodelación y acondicionamiento de salas como en el equipamiento.

“Tiene un diseño museográfico, entonces si le vas a cambiar el sentido, tienes que levantar todo, desde lámparas, los paneles con información, las vitrinas de acero inoxidable y cristales especiales anti robos. Si lo van a dejar ahí, se va a desaprovechar. Si lo van a quitar, ¿a dónde se irá?, a las bodegas y será dinero tirado. Podrían venderlo, pero lo más seguro es que lo embodeguen. Si se pierde todo, será muy triste”.

De acuerdo con Sabino Cruz, durante el periodo en el que fungió como director, el museo registraba un promedio de 100 visitas diarias y se incrementaba los fines de semana y en fechas vacacionales. También había ofertas de personas por hacer donaciones de piezas.

Recordó que la Casa Museo fue abierta en 2007, durante la administración del exalcalde Ricardo Ahued Bardahuil, por gestiones de Rebeca Bouchez.

 

 

Comentarios