Abuelos veracruzanos se reencontrarán con sus seres queridos en EU

Abuelos veracruzanos se reencontrarán con sus seres queridos en EU

 

 

 

Su estancia será de dos meses.

 

GILBERTO VIVEROS/AVC

MARTÍNEZ DE LA TORRE

 

El sueño de ver, abrazar, besar y convivir nuevamente con sus hijas, hijos y nietos, tras una separación de más de 20 años, se hará realidad para una decena de abuelitos de distintas ciudades de Veracruz, que el próximo 5 de septiembre viajarán a Estados Unidos para reencontrarse con sus seres queridos.

 

Algunos irán a Carolina del Norte, otros a Georgia, Indiana, Texas y Florida; todos serán recibidos -en la fecha antes citada- en la ciudad de Raleigh, por miembros de la Asociación de Mexicanos en Carolina del Norte (AMEXCAN), quienes desde algunos años han estado trabajando con otras agrupaciones veracruzanas, así como con autoridades de migración, para que el sueño se haga realidad.

 

Según lo explicado por Juvencio Rocha Peralta, presidente ejecutivo de AMEXCAN, los abuelitos jarochos tendrán la oportunidad de estar por un periodo de dos meses, gracias a una VISA que les fue otorgada por el gobierno americano, con el fin de que puedan reencontrarse con sus familiares, muchos de los cuales dejaron de ver desde hace más de dos décadas.

 

“El primer grupo saldrá los primeros días del próximo mes y otros lo harán en diciembre. Tienen permitida una estancia de dos meses y deben regresar, pero los años siguientes podrán ir a Estados Unidos siempre que estén en posibilidad de hacerlo. Nosotros como asociación les haremos una recepción muy especial el día 6 de septiembre en Raleigh”, agregó.

 

Para finalizar, Rocha Peralta que el programa “Almas Veracruzanas”, con el que están trabajando actualmente desde EEUU, está abierto para personas mayores de 60 años de todo Veracruz. “Es así como AMEXCAN cumple con su misión de fomentar la participación activa de mexicanas/os y latinas/os en nuestras comunidades de destino y origen, para promover el aprecio, entendimiento y la prosperidad”, concluyó.

Comentarios