Veracruzana cumple el sueño de pertenecer a la Marina

 Veracruzana cumple el sueño de pertenecer a la Marina

 

 

 

María Fernanda es una de las nueve cadetes mujeres a bordo del Cuauhtémoc.

 

José Juan García/AVC

Veracruz

 

 La joven veracruzana María Fernanda Butrón Aldana cumplió uno de sus sueños de la infancia, que era pertenecer a la Secretaría de Marina-Armada de México. Ella, originaria de Poza Rica, forma parte de los 55 cadetes de quinto año de la Heroica Escuela Naval Militar que realizaron el viaje de instrucción a bordo del buque escuela Cuauhtémoc, el velero que arribó a este puerto de Veracruz después de una larga travesía que inició en febrero pasado en Acapulco, Guerrero, y que incluyó su participación en el Festival Velas Latinoamérica 2018, que inició en Río de Janeiro, Brasil, en abril pasado. La pozarricense asegura que cuenta con el apoyo de su familia y se dijo contenta porque ahora que atracó el buque escuela en este puerto, pues podrá reunirse con ella. “Desde niña siempre me ha gustado el ambiente militar, como que me ha llamado mucho la atención, veía mucho los desfiles, me gustaba ver los desfile del 16 de septiembre, entonces de ahí surgió la idea, yo quise buscar y empecé a buscar por internet, por todos los medios, y de ahí fue que me animé a entrar a la escuela”, comenta. María Fernanda, que es una de las nueve cadetes mujeres a bordo del Cuauhtémoc, cuenta con 23 años y cursa el último año en la Heroica Escuela Naval Militar de Antón Lizardo, pero desea que su formación no concluya ahí sino que desea continuar formándose para obtener un grado mayor. La veracruzana menciona que las mujeres con mayor antigüedad dentro de la Secretaría de Marina-Armada de México cuentan con el grado de teniente de fragata, pero ella desea obtener uno mayor a lo largo de la carrera militar. María Fernanda destacó que los superiores a bordo del buque escuela insisten en la seguridad de la tripulación en cualquier momento del día y ante cualquier situación meteorológica que se presente. Las actividades de los cadetes a bordo del buque escuela Cuauhtémoc inician a las 06:20 horas y concluyen después de las ocho de la noche, lo cual incluye desayuno, comida y cena, clases, prácticas de emergencia, deporte, entre otras. “Estando aquí navegando, debemos de tener mucha precaución en todo, porque, como en todo existen días malos, existen días buenos, entonces siempre tenemos que estar alertas ante cualquier situación adversa que traiga el mal tiempo, entonces cuando pasan cosas así, aunque tenga un miedo, siempre debe estar preparado porque profesionalmente eso nos ayuda a seguir capacitándonos y dejamos el miedo a un lado si no, no vamos a poder hacer nada”, finalizó.

Comentarios