Xalapa.- Se alinean a Cuitláhuac

Xalapa.- Se alinean a Cuitláhuac

* Hasta el Gobernador ya lo invitó a reunirse con él

Juan David Castilla Arcos

Xalapa, Ver.- El triunfo de Cuitláhuac García Jiménez en la contienda del pasado primero de julio ha generado reacciones históricas en Veracruz.

Hasta el gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, lo ha felicitado. Incluso, lo invita a reunirse con él, aun cuando ambos se lanzaron críticas antes de la jornada electoral.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, entre el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), recibió el acta de mayoría y fue declarado gobernador electo.

El Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLE) confirmó la validez de la elección en sesión del Consejo General, celebrada el domingo 8 de junio.

Cuitláhuac ganó la pasada elección con un total de un millón 667 mil 239 votos.

Al verse favorecido con el voto ciudadano, considera que en esta ocasión no existió fraude electoral en la entidad veracruzana.

Analistas políticos han externado que el triunfo de Morena en casi todo el país se debió al “efecto AMLO”.

Y es que Andrés Manuel López Obrador, fundador de Morena, ganó una amplia simpatía durante los últimos años.

Además, al menos en redes sociales, se observa cierto fanatismo por parte de sus seguidores.

PATADAS DE AHOGADO

Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador y candidato de la coalición Por Veracruz al Frente –entre el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC)– se había declarado ganador el día de la elección.

Confiaba en la victoria. Se había dejado llevar por las encuestas de salida, sobre todo por la de Votia.

“Con mucha alegría les anuncio que de acuerdo a la encuesta de salida con la que contamos hemos ganado la gubernatura de Veracruz de manera contundente, les informo que nuestra encuesta realizada por la encuestadora Votia nos da el 45.2% de los votos y una diferencia del 4.4% frente al segundo lugar, esto significa casi 200 mil votos de diferencia”, fueron sus palabras en aquella ocasión, en una conferencia de prensa realizada en un hotel de Boca del Río.

Los resultados cambiaban conforme pasaban las horas. El conteo rápido le daba la ventaja al candidato de Morena. Yunes Márquez no volvió a dar la cara ese día.

Dos días después, Miguel Ángel, mejor conocido como “chiquiyunes” reconocía que no lo favorecieron los resultados de la elección.

“Hoy con el 100% de las actas en nuestro poder puedo confirmar que la votación de los veracruzanos no nos fue favorable en la elección para gobernador del Estado, en democracia debemos respetar la voluntad de los ciudadanos sea cual sea”.

También había felicitado a Cuitláhuac García como el ganador de la contienda. Le deseaba éxito durante su gobierno.

“Por el bien de Veracruz le deseo el mayor de los éxitos al próximo gobernador y que esté a la altura de lo que merecen y demandan las familias veracruzanas”.

Agradecía a su familia, amigos y a los candidatos a senadores de la coalición PAN-PRD-MC, con quienes había convivido activamente durante la campaña electoral.

DERROTADOS

El dirigente estatal del Partido Acción Nacional, José de Jesús Mancha Alarcón, también reaccionaba por los resultados de la elección en Veracruz.

“Así como asumí la victoria en 2016 y la victoria en 2017, yo asumo la derrota del PAN en el 2018”, había expresado en conferencia de prensa del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, la mañana del lunes.

Le costaba mucho trabajo aceptar que la dirigencia estatal albiazul había cometido errores. Prefería no mencionarlos, pese a la presión de reporteros para que comentara algunos.

Mancha atribuía la derrota a una “coyuntura nacional” por la figura de Andrés Manuel López Obrador.

“En toda campaña hay aciertos, hay errores, pero yo creo que tenemos que hacer notar lo que se hizo bien, y lo que se hizo bien, yo lo he dicho, tiene que ver con la primera fase de conformar una gran unidad al interior del partido, entre todos los grupos, entre todos los liderazgos que permitieron salir unidos. Se hizo el esfuerzo por lograr la coalición y posteriormente se hizo la selección de candidatos, una selección responsable de los candidatos y candidatas”.

También presumía que el PAN había logrado el 100% de cobertura en las casillas del Estado. Todos los representantes generales y los representantes de casilla se presentaron.

“La recuperación de las actas, de igual manera, nos permitió tener el 100% de las actas al siguiente día de la jornada electoral, se logró capacitar al 100 por ciento de los representantes de casilla en todo el Estado. Creo que como partido actuamos de forma responsable, se cumplió. Lo que ocurrió fue un fenómeno social que no esperábamos, todos sabemos que si no hubiese existido la figura presidencial, el efecto Andrés Manuel, los resultados fueran distintos”.

Además, no estaría dispuesto a declinar en su aspiración para reelegirse como dirigente estatal del PAN.

“Bienvenida la crítica, este ha sido un comité abierto a todas las opiniones, a todos los grupos, hoy aquí mismo, en este edifico conviven diversas secretarías, personas, integrantes de todos los grupos al interior del partido y quien no se sienta representado también puede expresar lo que guste y al final de cuentas también estamos en esa disposición de dialogar con todos. No estamos peleados con nadir y todas las críticas son bienvenidas”.

RESIGNACIÓN

Al día siguiente de las votaciones, el candidato de la coalición Por un Veracruz Mejor, José Francisco Yunes Zorrilla, reconocía los resultados y anunciaba que no impugnaría la elección.

El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Américo Zúñiga Martínez, respaldaba dicha postura del candidato.

“Nosotros en el comité directivo estatal, un día después de las elecciones, una vez cerradas las casillas y una vez siendo públicos los resultados de esta contienda, el propio candidato de nuestro partido, el propio Pepe Yunes, salió al reconocimiento puntual de los resultados”.

A su juicio, el PRI seguirá adelante, privilegiando sus valores.

“Ahora toca seguir construyendo, reconstruyendo y afianzando lo que en el PRI siempre se ha tenido que haber cuidado, que son las causas, nuestra gente y los valores”.

El exalcalde de Xalapa aseguraba que el PRI no desaparecería. Al contrario, seguiría en pie de lucha y después de asumir con humildad los resultados del primero de julio, se convocaría a todos los priistas de cada municipio y en cada congregación a que se hicieran mesas de reflexión y de análisis para entender perfectamente bien qué es lo que sucedió.

Pepe Yunes, al igual que su tocayo Pepe Mancha, asumía la responsabilidad de la derrota del tricolor en Veracruz.

“Estoy aceptando como responsable un resultado que no merece este partido, que no merece su militancia, lo que tengo que hacer es fortalecer los espacios de participación para los liderazgos consolidados y los que vienen”.

También reconocía que el PRI tuvo una derrota “devastadora” el domingo primero de julio.

Cuitláhuac García Jiménez fue considerado sin experiencia en la política y la administración pública.

Había dejado la cátedra en la Universidad Veracruzana (UV) en busca de un cambio en el sistema político y gubernamental.

Inició su carrera política como delegado distrital del Movimiento Regeneración Nacional en Xalapa.

El morenista entrará en funciones el primero de diciembre del 2018 y su gobierno terminará en 2024, situación que ahora todos los partidos políticos ven positiva.

Comentarios