Mtz.- Feminicidios, derivado de la desigualdad de género y misoginia

Mtz.- Feminicidios, derivado de la desigualdad de género y misoginia

* Muy lamentablemente, esos casos van en aumento en el Estado de Veracruz

Facundo Bartolo Salazar

Martínez de la Torre, Ver.- Los feminicidios son un derivado de la desigualdad de género y misoginia, constituyendo su más cruel reflejo, y muy lamentablemente esos casos van en aumento en el estado de Veracruz, estando de manifiesto esa situación en todos los medios de información en los que todos los días hay noticias de más asesinadas a nivel local, regional y nacional, expresó Sergio René Cansino Barffuson, investigador de tiempo completo de la Universidad Veracruzana en temas de género.

Comentó que “esa violencia, recrudecida en el género femenino es producto de la desigualdad, y se extiende, aunque en menor medida, hacia personas que son lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales”. Dijo tener conocimiento de que Veracruz es un Estado colocado entre los primeros lugares en ese tipo de crímenes, que no son debidamente combatidos por el gobierno, el cual tiene la responsabilidad de garantizar la vida con derechos, para los ciudadanos.

El también diputado federal suplente por el distrito de Xalapa expuso lo anterior en una conferencia titulada Feminismo, Perspectiva de Género y Derechos Humanos, realizada en fechas recientes ante abogados y criminólogos de esta ciudad. Ilustró que el feminismo en estos días suele ser muy descalificado, a causa de las tendencias para ese propósito, por su extensión fuerte, bien sustentada, de fondo, que tiene esa corriente ideológica como una aspiración de cambio estructural en la vida de toda la sociedad. Dijo que se trata de una apuesta por derrocar una dinámica en la que las personas venían siendo organizadas desde una visión patriarcal.

Cansino Barffuson explicó que el patriarcado no está solamente a cargo de los hombres, sino que también hay mujeres que se conducen en forma muy patriarcal. Dijo que lo anterior se debe a que el patriarcado no solo son los hombres, sino una estructura de dominación de los hombres, asumiéndose estos en una figura de superioridad.

Destacó que eso es lo que el feminismo quiere desmantelar, ese orden de estructuración social, puesto que el patriarcado constituye un imaginario, una mentalidad, un horizonte simbólico, que viene configurando a las personas, desde su vida cotidiana, hasta la institucional, según la lógica de la dominación masculina.

Una serie de desigualdades es lo que produce el patriarcado, sostuvo el expositor, traduciéndose eso en sexismo, misoginia y homofobia, dando lugar a su vez a la violencia de género. Definió lo anterior como aquella violencia que ocurre sistemáticamente sobre las mujeres por el hecho único de ser mujeres, incluso desde antes de haber nacido. Habló de casos extremos en ámbitos matriarcales en los que se induce a abortar, si ya se sabe que el producto es mujer, o bien, al nacer las bebés son asesinadas.

Indicó finalmente que esa violencia que sufren las mujeres de todas las edades surge cuando se someten y subordinan a ese sistema de dominación, en el que se les impide la libre decisión.

Comentarios