Reforma Fiscal “tronará” desde su puesta en marcha

Reforma Fiscal “tronará” desde su puesta en marcha

La mayoría de los pequeños contribuyentes no podrá cumplir con el nuevo sistema

 

Facundo Bartolo Salazar

La Reforma Fiscal “tronará” dos meses después de ser implementada al entrar el año 2014, pues definitivamente será muy difícil que sobre todo los pequeños contribuyentes se adapten al nuevo sistema en el que todos o la mayoría de ellos tendrán que hacer uso de computadoras y el internet para cumplir con sus obligaciones fiscales, aseveró Manuel Márquez Contreras, presidente de la Unión Autónoma de Comerciantes del Mercado Municipal.

Consideró que Hacienda no podrá hacer frente y sancionar a tantos contribuyentes que no podrán ni siquiera cumplir adecuadamente con sus declaraciones por el nuevo sistema, mismo que a pesar de las supuestas ventajas del uso de medios electrónicos no podrán prescindir de contadores que les brinden asesoría, con el consecuente gasto que ello implica.

Lamentó que los grandes “iluminados” que concibieron la Reforma Fiscal están fuera de la realidad, pues no tomaron en cuenta que los pequeños contribuyentes, que son millones en el país, en su mayoría tienen dificultades incluso para leer y escribir. Por esa razón, no se les pueden exigir de buenas a primeras, conocimientos de computación, ni que naveguen en internet como si fuese parte de su rutina diaria.

Señaló también que “para cumplir con las nuevas disposiciones los contribuyentes tendrán que contratar el servicio de internet, lo cual implica un gasto más que afectará la precaria economía (y beneficia a la gran compañía de telecomunicaciones Telmex), especialmente de los pequeños comerciantes, cuyas ventas son muy bajas durante la mayor parte del año”. Ante ese panorama, Márquez Contreras insistió en que será muy difícil que los pequeños contribuyentes cumplan a través del nuevo sistema que impone la Reforma Fiscal recientemente aprobada, por lo que vaticinó, será un fracaso en lo que respecta a su “aterrizaje”, por lo menos entre los pequeños contribuyentes, quienes seguramente no podrán cumplir con tales exigencias.

Naturalmente, Manuel Márquez Contreras no dudó que los grandes empresarios no tendrán problema alguno para adaptarse a las exigencias de la Reforma Fiscal, pues ellos tienen sus ejércitos de contadores que les cuadran todas sus cifras, de tal manera que en lugar de pagar a Hacienda, es la dependencia la que se ve obligada a devolverles impuestos. Esto, en contraparte a los pequeños contribuyentes, mismos que con sus pagos representan buena parte de la recaudación fiscal en general.

Comentarios