DIF discrimina a discapacitados

DIF discrimina a discapacitados

 

 

 

La indolencia de la Presidenta de este organismo, Elda García, atenta contra la seguridad de los pacientes que acuden al CRIT.

REDACCIÓN

TUXPAN

La indolencia de la Presidenta del DIF Tuxpan, Elda García, hacía las personas que presentan algún tipo de discapacidad, ha llegado a tal grado que con tal de beneficiar y apoyar a sus amistades, no le importa poner en riesgo la vida de los pacientes que acuden a solicitar algún tipo de terapia al Centro de Rehabilitación Regional Infantil, pues lejos de contar con personal capacitado para la atención a los pacientes, lo ha llenado de “amistades” que carecen de la preparación requerida para brindar algún tipo de terapia.

Y es que desde el inicio de la actual administración, personas con años de experiencia en el manejo de terapias han sido despedidas paulatinamente, para dar paso a sus viejas amistades, a quienes ha instalado como fisioterapeutas sin cubrir el perfil para ello, tanto sólo para ocuparlas en alguna actividad, ya que a decir de ellas mismas, “se aburrían de estar en casa sin hacer algo”.

Tal es el caso de Martha Julia Zúñiga Mora, quien es Pedagoga y María Del Carmen Wanda Patiño, de oficio Enfermera, quienes fueron instaladas en el CRIT, para dar terapia de rehabilitación a pacientes con problemas para caminar o movilidad de alguna parte corporal, sin embargo carecen de los conocimientos necesarios para ello, ya que no fueron preparadas para la implementación de este tipo de terapias, por lo que se corre el riesgo de provocar algún daño más al paciente, al no saber cómo tratarlo.

EN RIESGO LA VIDA DE LOS PACIENTES

Aunado al deplorable estado en el que se encuentran los aparatos con los que se realizan las terapias de rehabilitación, se suma el mal proceder en los hidromasajes, y es que por desconocimiento del funcionamiento de este tipo de aparatos, se está trabajando con electrodos que tienen hasta tres o cuatro meses de uso, cuando el periodo de vida máximo es de tan sólo un mes.

De acuerdo a las recomendaciones emitidas para el manejo de electrodos, el darles un uso mayor al recomendado, puede provocar en el paciente desde una descarga eléctrica hasta quemaduras serias, sin embargo, la ignorancia de las “terapeutas improvisadas” y la irresponsabilidad de la coordinadora del CRIT, Fidelia Sarmiento Barrios, quien es tolerada por la Presidenta del DIF, Elda García, ha permitido que se trabaje con estas anomalías, sin importarles poner en riesgo la integridad de los pacientes.

A decir del personal cercano a esta instancia, en lo que va de este año, lo único que se ha comprado para funcionamiento del lugar son unas compresas y por dos ocasiones, electrodos, sin embargo no se le ha dado mantenimiento a los aparatos ni a las instalaciones, pese a que se cobran las terapias.

CRIT, CAJA CHICA DEL DIF

Aun cuando se supone que el DIF es un organismo de ayuda asistencial para las familias de escasos recursos, al igual que las instancias que dependen de él, tal parece que en Tuxpan, el CRIT se ha convertido en la “caja chica” del DIF y de quien la encabeza, pues hasta antes de la actual administración, pacientes que venían de lugares retirados o que son de muy escasos recursos, estaban exentos de pagar terapia, y hoy en día, deben cubrir sin excepción alguna de 30 a 50 pesos o más, dependiendo la terapia que requieran.

“Ha habido pacientes que por faltarles 5 pesos para cubrir el “donativo”, han sido rechazados y no se les da terapia hasta que tengan lo necesario para pagar”, señalan pacientes y ex trabajadores del lugar, que han sido testigos de estas arbitrariedades.

TRATO INDIGNO A PACIENTES

No conformes con el servicio deficiente que prestan a los pacientes, a esto hay que sumarle el trato indigno que les dan, humillándoles y denigrándoles por la incapacidad que presentan, e incluso les redujeron los tiempos de terapia, pues de una hora que se les daba normalmente, ya que es el tiempo mínimo requerido para obtener los resultados que se esperan, los tiempos fueron reducidos a 30 minutos máximo.

“Usted ya no tiene remedio, no va a caminar, así que mejor lo voy a dar de alta para que ya ni venga”, fueron las palabras de la coordinadora Fidelia Sarmiento a uno de los pacientes que omitió decir su nombre, por temor a represalias, quien acudió a ocho terapias tras padecer del nervio asiático, lo que causó la indignación, molestia, pero principalmente tristeza y desmotivación al paciente, quien en efecto dejó de ir y se vio obligado a atenderse particularmente, logrando meses después volver a caminar, contrario a lo que se le auguró por la Médico en Rehabilitación.

Otra de las víctimas, se trata de un joven sin movilidad en su piernas que tras ser valorado en noviembre del 2017 por un neurocirujano y canalizado al CRIT Tuxpan para su rehabilitación, fue rechazado por la Coordinadora Fidelia, y enviado a la ciudad de México a buscar atención, ya que le dijo no podían atenderlo ahí; lamentablemente por su presión alta no podía asistir a dicho lugar y debido a la falta de atención falleció en febrero del 2018, situación que sus familiares atribuyen a la negligencia de la responsable de esta instancia.

Del mismo modo, otros pacientes afectados, que de igual manera omiten su nombre para no verse afectados en sus terapias, externaron su indignación por el actuar del personal de esta instancia, ya que tan sólo por llegar uno o dos minutos después les pospone su cita hasta una semana o más, aun cuando deben esperar todavía media hora más para recibir la terapia.   

ANTEPONE ELDA GARCÍA AMISTAD Y COMPROMISOS

Tal parece que los compromisos que la Presidenta del DIF Tuxpan, Elda García, tiene con la coordinadora del CRIT, Fidelia Barrientos, son muy fuertes al grado de tolerar la ineficiencia de esta “servidora pública”, que a pesar de las múltiples quejas que ha recibido por parte de los pacientes y del propio personal que trabaja en dicha dependencia, quienes le han hecho saber el mal actuar de la coordinadora, no ha hecho nada por poner orden en el Centro de Rehabilitación, por el contrario, la sigue manteniendo al frente cometiendo abuso tras abuso.

Y es que a Elda García poco le importa la salud y la integridad física de los tuxpeños, pues segura del parentesco que mantiene con el dirigente estatal del PAN, Pepe Mancha, y de su puesto como presidenta del DIF, se siente intocable y su única preocupación es vigilar a su esposo, el alcalde Juan Antonio Aguilar, a quien no se le despega en ningún momento, pese a que se le está yendo de las manos el funcionamiento del DIF.

Comentarios