Feria de juguetes, entre escombros

Feria de juguetes, entre escombros

Comerciantes que se instalan cada año en el estacionamiento de Reino Mágico se encontraron con polvo, grava y restos de la obra de Díaz Mirón

Invierten horas extra en la limpieza

Yasmín Mariche/Carlos Navarrete

Veracruz.- Los artesanos y vendedores de juguetes procedentes de Toluca que se instalan año con año en el estacionamiento del Reino Mágico se encontraron con una sorpresa al arribar a Veracruz para instalar sus puestos, ya que a semanas de que concluyeran los trabajos de rehabilitación de la avenida Salvador Díaz Mirón, dicho espacio aún alberga grava, abundante polvo de construcción y escombro de la obra.

“Llegamos el miércoles y empezamos a trabajar, el problema es el polvo. Ahorita ya estamos todos polveados”, comentó Francisco Manjarrez Esteves, artesano y juguetero que como cada año arribó en las horas previas a la feria para instalar su mercancía en el puesto provisional.

El viento del norte hizo más evidente la presencia del polvo y de las peripecias que enfrentaron los comerciantes procedentes de otros estados en las primeras horas de su llegada al Puerto.

“Encontramos mucho polvo, mucha tierra. Queríamos un apoyo para sacar todo esto, pero no, lo tuvimos que hacer nosotros”, señaló Francisco Manjarrez, quien refirió que el año anterior se les cobró un permiso de 700 pesos por instalar el puesto durante cinco días.

Pese a que han pasado semanas desde que la recién salida presidenta municipal, Carolina Gudiño, entregó la rehabilitación de la avenida Salvador Díaz Mirón, abundante polvo, grava y restos de escombro permanecen en el lugar; por ello los comerciantes procedentes de Toluca han tenido que invertir tiempo extra en la limpieza del lugar y en sus productos que inevitablemente han sido cubiertos también.

Enrique Manjarrez por su parte expresó: “Instalarnos nos lleva dos días completos, desde armar hasta tender el puesto. Llegamos ayer en la tarde, estaba lleno de tierra y escombro, estaba parejo todo, pero era puro polvo de concreto molido”.

Aunque llegaron desprevenidos para efectuar labores de limpieza extra, los comerciantes y artesanos no pierden la confianza en que tendrán buenas ventas durante los días previos a la llegada de los Reyes Magos.

Francisco Majarrez precisó que los juguetes de pilas impactaron por mucho tiempo a la venta de los juguetes tradicionales de madera, los artesanales, aunque destacó que las nuevas generaciones han vuelto a interesarse por ellos.

Frente Frío 23 afecta a comerciantes de la Feria

Los efectos del frente frío número 23 y el retraso en los permisos que otorgó la nueva administración municipal de Veracruz originaron que los comerciantes de la feria del juguete 2014 iniciaran labores a destiempo.

En el espacio apenas se lograron observar cinco locales ya terminados y listos para trabajar, mientras que el resto se encontraba en proceso de construcción, a la mitad o recién iniciado.

Personas caminado de un lugar a otro con martillo en la mano o acarreando palos de madera entre los hombros fueron las encargadas de edificar las estructuras que darán alojo a los productos. Se trata de hombres y mujeres provenientes del Estado de México, Tlaxcala y del Puerto de Veracruz en su mayoría, quienes desde hace varios años participan en la Feria.

Una decena de camionetas estacionadas, otras llegando y unas más que faltaban por arribar fueron parte del movimiento registrado el día de ayer a plena luz del día, en las inmediaciones de la avenida Díaz Mirón.

Y es que durante varias jornadas los locatarios esperaron los permisos de autoridades municipales para poder trabajar en la entrada al parque Reino Mágico.

Sin embargo, debido al reciente cambio de administración municipal, los permisos llegaron tarde, quizás en el momento menos indicado para los casi 300 comerciantes.

Los locatarios tienen los días contados, por lo que una vez construida la feria tratarán de comercializar los juguetes a toda costa, aprovechando los días sábado y domingo, pues las actividades concluyen el próximo lunes 6 de enero.

Comentarios