Caldos para crudos, delicia del Hidalgo

Caldos para crudos, delicia del Hidalgo

*En la zona de mercados no faltaron los tacos y consomés de borrego con chile habanero para la resaca

*Te cura porque te cura, asegura orgulloso comerciante

 

Crudos en Mercados

 

José Luis Rogel Montalvo

Veracruz.- Son “bravos a la entrada, y ya no le cuento lo demás”, comentó uno de los comensales que ávidamente devoraba los tacos de barbacoa de borrego al estilo poblano en la zona de mercados de la ciudad de Veracruz.

Y es que la mañana de ayer miércoles decenas de personas acudieron a la zona del mercado Miguel Hidalgo en busca del remedio de cada 1 de enero, día de Año Nuevo: los caldos y los tacos picosos para curarse de la cruda o para despertar a la cruda realidad.

“Que no falte el rico consomé de borrego, para la cruda, mire: coloradito como se prepara al mero estilo poblano, con su cebollita, su cilantro y su habanerito, para brincar de gusto. Te cura porque te cura”, comentó Godofredo González, taquero del mercado Hidalgo.

Las cacerolas borboteaban el guiso, preparado básicamente a base de picantes y trozos de carne de borrego, mientras que en un comal la asadura de borrego sudaba bajo las tortillas echadas a mano.

Los olores de los guisos impregnaron el ambiente que desde muy temprano se respiró en el cruce de las calles Miguel Hidalgo y Hernán Cortés, el cual fue decorado con mesas, tablones y sillas habilitadas como comedores para todos los turistas y veracruzanos que fueron compañeros del mismo dolor: el de la cruda realidad.

“Yo me eché unas cuantas. Mire, la verdad es que sólo me tomé unas copitas y unas cervecitas. Son las 10:00 de la mañana y apenas la terminamos, y ahorita ya siento la cruda. Por eso vine a la esquina del sabor, bueno más bien a la esquina del dolor”, platicó uno de los comensales.

No solamente los crudos llegaron a pagar penitencia a la “esquina del dolor”, sino también los desmañanados que buscaron un vuelve a la vida en los tacos de fritangas, aderezados con cebollitas con chile, y salsas roja y verde.

"Los tacos son de cabeza, bastante picositos. Les puse rajitas de cebolla, limón y una salsa verde que estaba bien brava. Yo creo que el taquero estaba enojado, porque le puso harto chile”, refirió Laura Hernández, turista originaria de la ciudad de Xalapa.

"Nosotros seguimos en el festejo. Venimos desde Huatusco y antes de regresar me estoy echando unos tacos de de cabeza, con salsita verde, nada más para espantar la cruda, para cantarle las golondrinas a la cruda", aseguró Esteban Cortés, comensal de la zona de mercados.

Comentarios