Joserra es el responsable, dicen los locatarios

Joserra es el responsable, dicen los locatarios

*Lamentan que siga en la política cuando nunca hubo una investigación para hallar a los verdaderos culpables

*Sus familiares guardaban gran cantidad de pólvora en los baños el Edén, recuerdan

Yasmín Mariche

Veracruz

El 31 de diciembre de 2002, una explosión le quitó la vida a 28 personas. A once años de dicha tragedia, los locatarios ubicados en los alrededores del mercado Miguel Hidalgo lamentan que no se haya encontrado a los culpables y señalan al entonces alcalde de Veracruz, José Ramón Gutiérrez de Velasco, como responsable de aquel incidente.

Quienes vivieron aquel día y fueron testigos de la desesperación de la gente, la aparatosa explosión y de todas las personas que perecieron lamentan que el político, antes abanderado por el Partido Acción Nacional (PAN), sea bien recibido por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya que afirman que él debió asumir la responsabilidad de que en el mercado se albergaran toneladas de pólvora de manera clandestina.

“Es un traidor a su misma línea, no lo deberían aceptar en el PRI. Mucho que dijo que los del PRI eran unos rateros y ahora él por qué está ahí. Lo que debieron hacerle es un juicio, porque para nosotros los locatarios él mandó a quemar todo, a pesar de que él nos cobraba”, reviró Enrique Figueroa, vendedor de pescado.

Indignado e irritado sostuvo que “había gato encerrado en esa situación. Había mucha pólvora guardada en los baños del Edén, que eran de familiares de ese señor, igual que en varias bodegas del mercado”.

"Fue una quemazón horrible. Lo mejor que ha hecho la ley es que hayan prohibido la venta de cohetes", concluye don Enrique sobre el tema.

Paulino Galán Ruiz lamentó que "la política y muchos políticos sean corruptos, porque ellos buscan siempre su bienestar. José Ramón se salió del PAN para ver qué agarraba ahí, ahora le dieron la diputación. Es de esos políticos cubiertos por la mafia grande".

Galán Ruiz enfatizó: “Fue algo muy lamentable, la gente murió quemada o asfixiada con el humo. La autoridad tuvo mucho que ver con eso, porque no debieron de haber dado permiso para que guardaran tanto cohete en las bodegas. Si les dio permiso, entonces la obligación del Presidente era de haber mandado a checar a esa gente, porque era un peligro, pero no hubo esa medida”.

"En ese caso tenían que entrar las autoridades superiores y aclarar totalmente el asunto: quién fue el que provocó el incendio, porque hizo falta una investigación a fondo, porque ahí le hicieron al cuento y metieron a dos mujeres que nada más trabajaban".

Elodia Martínez señaló por su parte que "no debería estar en ningún cargo, ese señor no hace nada" y añadió que "debería haberlo hecho, aquí la gente se tuvo que levantar por sí sola".

Hay para quienes hablar de aquel día les remueve las fibras más sensibles. Con lágrimas en los ojos la señora Lidia refirió que el ahora diputado local ha permanecido en la política “por corrupto, por sus influencias. Es una cuestión de poder, no es posible que siga de funcionario. No hizo nada cuando la gente lo necesitó, ahorita podemos esperar lo mismo de él”.

Comentarios