Edición Impresa

"Solo narrando la vida es posible encontrarla", expresa Mejía Madrid

 

 

 

Ciudad de Mexico.-  "No hay nada en la literatura que pueda validarse como 'puro': está hecha de un material, el lenguaje, cuya existencia depende de la mezcla y los malentendidos; proviene de historias ya antes contadas -es homenaje y parodia, a la vez- o a la alusión de formas utilizadas por muchos otros", afirmó el escritor y cronista Fabrizio Mejía Madrid durante la conferencia "Literatura y periodismo ¿una frontera imaginaria?".

En la primera conferencia del Encuentro de Periodismo Cultural Latinoamericano que se realiza en el marco de la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2017, Mejía Madrid dijo que solo narrando la vida es posible encontrarla y que todo lo que se narra es importante aunque los puristas digan que la literatura no debe contaminarse, por ejemplo de la política.

"Yo escribo sobre el PRI, Díaz Ordaz, Televisa, Gutiérrez Barrios, y también, de mí mismo, los movimientos sociales, el Internet, el pene y los muros, las drogas y las máscaras. Jamás me atrevería a juzgar como 'no literario' algo como la intimidad de un haz de luz en la tarde sobre tu almohada. Son los 'puristas' los únicos censores", dijo el autor de Hombre al agua y Disparos en la oscuridad.

Tras la conferencia inaugural, el Encuentro de Periodismo Cultural Latinoamericano continúo con la mesa redonda "Las nuevas formas de la cultura: la migración digital", en la que participaron Héctor González, Juan Carlos Talavera y Mael Vallejo.
Hoy lunes, en el segundo día de actividades del Encuentro Ilana Sod, Miguel Ángel Ángeles, Mariana H, Alberto Aranda y Vicente Gutiérrez, conversarán sobre

"La frontera entre la cultura y el espectáculo, un diagnóstico necesario"; posteriormente Carina Pérez, Elisa Ruiz, Eliezer Budassof y Rodolfo Maldona hablarán de

"Fronteras y migraciones, el periodismo y la diversidad cultural".

 

El Encuentro que se realiza en la Biblioteca Andrés Henestrosa, concluirá con la conferencia "Fronteras culturales" a cargo del escritor Mauricio Molina.

Fuente: El universal

Comentarios