Maxi Bajter están en duda

 

El jugador sudamericano presentó inflamación en esa zona, situación que a consideración particular del futbolista no deberá impedirle para ser tomado en cuenta el próximo sábado, para enfrentar al Atlante en el Luis de la Fuente.
“Decidimos parar un par de días para que baje la inflamación y me deje de doler, así que seguramente llegaremos bien, creo que no habrá problema, hacen falta unos cuantos días”, comentó el refuerzo del equipo escualo.
Maximiliano Bajter está enterado de la importancia que reviste el próximo duelo para la escuadra rojiazul. Sabe que Atlante es un equipo con el que se pelea frontalmente la cuestión porcentual y por ende el tema del descenso en este torneo.

“Un rival directo, que también está abajo en la lucha por no descender y será una final; sabemos de la importancia del partido contra Atlante, estaremos con nuestra afición, esperemos tener un buen desempeño para quedarnos con los tres puntos en casa”, comentó el charrúa al finalizar el entrenamiento de ayer martes en El Pirata.

En cuanto a su debut en la Liga MX, el medio calificó esto como un momento lindo, aunque “fueron pocos minutos, pero vamos conociendo a los rivales, cómo juega nuestro equipo y es bueno de poquito ir sumando minutos para después ya meterse de lleno al equipo”.
Maxi
explicó que en el futbol chileno, de donde procede, “se juega con mucha dinámica también, con mucha intensidad, es similar, así que no creo tener problema”.
En cuanto a volver a tener participación con los escualos, subrayó que será decisión del cuerpo técnico, “pero primero hay que recuperarse bien de esto, que no me moleste más para estar al 100 por ciento”.
Los pupilos de Juan Antonio Luna Castro entrenaron en El Pirata, trabajaron en el gimnasio del inmueble, luego se trasladaron a la cancha y realizar trabajo físico y finalizaron la sesión con un poco de futbol en espacios reducidos y definición a gol frente a la portería.

Por la tarde, el plantel formó cuatro estaciones enfrentándose equipos de tres integrantes en espacios reducidos, además hubo táctica en movimiento dos contra dos entre ofensores y defensores, terminando las jugadas con disparos a gol.

El antecedente inmediato del enfrentamiento entre equinos y escualos, refiere al triunfo de 4-2 que consiguieron los Tiburones Rojos el 27 de julio de 2013 en el estadio Andrés Quintana Roo, con una destacada actuación de Ángel Reyna con los rojiazules, pues en ese partido anotó en tres ocasiones frente al marco azulgrana.

Comentarios